Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

El cansancio y la falta de energía, principales síntomas al llegar la primavera

Un desayuno energético ayuda a combatir la astenia primaveral | La mayoría de los españoles desayuna mal y no incorpora los alimentos necesarios en el desayuno

Mujer con aparente cansancio | cosasdesalud.es
COM SALUD


image_print

Un desayuno a base de alimentos con alto contenido energético puede ayudar a combatir los síntomas propios de la astenia primaveral, según afirma la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA). Entre ellos se encuentran el cansancio y la falta de energía, que sufren una de cada cinco personas al llegar la primavera, según una encuesta realizada por la SEDCA a más de 2.400 personas. Por ello, se recomienda, entre otros, incorporar al desayuno alimentos que aporten hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales, que se puede suplementar con preparados farmacéuticos de jalea real, el alimento de las abejas.

Otros síntomas frecuentes asociados al cambio de estación son la falta de concentración, dolor de cabeza y somnolencia. El 85% de la población presenta alguno de ellos, según la encuesta de la SEDCA. “La astenia primaveral ocurre durante las primeras semanas y se debe a una alteración de los ritmos circadianos que generan unos cambios en la producción de endorfinas, serotonina, melatonina y otras sustancias del sistema nervioso, lo que provoca una sensación de decaimiento físico e intelectual”, explica el doctor Miguel Martín Almendros, coordinador del Grupo de Trabajo de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). Es un trastorno adaptativo, “hasta que el organismo se autorregule y se acomode al nuevo entorno. Mientras tanto, serán comunes también la desgana y apatía para desarrollar ciertas actividades, la dificultad para conciliar el sueño, la somnolencia diurna,  la irritabilidad y el nerviosismo”, afirma.

El cambio de hora también influye “ya que el organismo tiene que acostumbrarse al mayor número de horas de luz y a la subida de temperaturas”, indica el doctor Martín Almendros. De hecho, un 36% de los encuestados afirma notar síntomas de cansancio o falta de concentración o energía con el adelanto de la hora en primavera. Hay personas que se ven más afectadas que otras, como por ejemplo las alérgicas “ya que es cuando aparecen la congestión nasal y dificultades respiratorias asociadas a la polinización, lo que aumenta el malestar”. También las que tienen más estrés, problemas familiares o personales. La encuesta realizada por la SEDCA concluye que son las mujeres las que más sufren cansancio y falta de energía. Por edad, a partir de los 45 años.

Desayunos energéticos para afrontar el día                           

El desayuno es la “comida más importante del día, debe aportar el 25% de toda la ingesta diaria. Un desayuno completo nos va a ayudar a tener más energía y hacer frente a la actividad diaria en mejores condiciones”, asegura Rosa García Alcón, secretaria científica de la SEDCA. Una investigación realizada en Reino Unido y publicada en el último número de The American Journal of Clinical Nutrition concluye que el desayuno conduce a una mayor actividad física durante la mañana. Asimismo, una reciente revisión de estudios publicada en The Proceedings of The Nutrition Society confirma que su omisión puede reducir las actividades cotidianas y el rendimiento en el ejercicio físico durante todo el día.

Según estimaciones de la SEDCA uno de cada cinco españoles no desayuna a diario y más de la mitad de los desayunos no se componen de los alimentos necesarios. “Solo el 20% de las personas incorporan fruta o cereales”, apunta García Alcón. Para que sean energéticos y completos es necesario que tengan todos los grupos de alimentos, es decir, “hidratos de carbono, como el pan o los cereales; proteínas, como los lácteos, fiambre de pavo o huevos; lípidos, como puede ser aceite de oliva; así como vitaminas y minerales, como los que aportan las frutas”, afirma.

En general, añade, “conviene seguir una dieta rica en antioxidantes, que aportan sobre todo las frutas y verduras, para sentirnos más activos y menos apáticos, y consultar con el farmacéutico la posibilidad de incorporar suplementos dietéticos, como los de jalea real, que, por sus componentes, pueden resultar útiles”. También es aconsejable evitar en las comidas “productos precocinados, fritos o embutidos grasos que aportan grasa saturada, demasiada sal y además dificultan la digestión”, comenta.

Aporte de energía con jalea real

La mitad de la población encuestada afirma tomar jalea real en las épocas en las que sienten más cansancio o falta de energía, según la encuesta de la SEDCA. Se trata del alimento de las abejas reina que se elabora “en las glándulas submaxilares mezclando miel, néctar y agua con saliva y hormonas”, señala el doctor Martín Almendros. Este complemento nutricional aporta vitaminas A, B, C y E, minerales y oligoelementos (fósforo, selenio, hierro, cobre, calcio y potasio), aminoácidos (lisina, leucina, metionina, fenilalamina, treonina, triptófano y valina) y un ácido graso no saturado, el 10-hidroxidecenoico (HDC) con propiedades antibacterianas y antifúngicas. “Estimula las defensas, aporta energía, reduce la sensación de fatiga, incrementa la resistencia física y mental, además de otros muchos beneficios”, indica. La mitad de la población valora que los preparados farmacéuticos a base de jalea real tengan un aporte extra de vitaminas, el 27% que sea de cultivo ecológico y un 18%  que no tenga azúcar.

Así,  en sus versiones sin azúcares añadidos, “supone el complemento perfecto para seguir una dieta sana y equilibrada gracias al aporte de nutrientes, por lo que resulta muy útil para personas con problemas como la diabetes”, subraya el doctor Isidoro Dujovne, secretario del Grupo de Educación Terapéutica de la Sociedad Española de Diabetes (SED) y especialista en Medicina Interna. Así mismo, destaca, “les ayuda a combatir uno de los síntomas más comunes que pueden sufrir los diabéticos, el cansancio.

CLAVES PARA HACER FRENTE A LA ASTENIA PRIMAVERAL 

La SEDCA en colaboración con el doctor Miguel Martín Almendros, ha elaborado las Claves para hacer frente a la astenia primaveral:

  1. Tomar un desayuno energético y completo que contenga todos los nutrientes necesarios.
  2. Seguir unos horarios fijos en cuanto a descanso y alimentación para que el organismo recupere el equilibrio.
  3. Realizar cinco comidas al día para evitar bajadas de glucosa que pueden a aumentar la sensación de fatiga y afectar al estado de ánimo. Seguir una alimentación equilibrada y variada con alimentos que aporten energía y sean ricos en antioxidantes como los frutos rojos, el tomate, las naranjas, etc.
  4. Tomar alimentos frescos y evitar los productos preparados o que sobrecarguen el aparato digestivo como los fritos o embutidos grasos.
  5. Tomar complementos nutricionales de jalea real de dispensación farmacéutica. Se trata de un tónico vital, que aumenta la vitalidad, el bienestar y aporta muchos nutrientes fundamentales para regular la acción metabólica en el organismo.
  6. Tomar unos dos litros de líquido al día, sobre todo en forma de agua.
  7. Dormir 7 a 8 horas diarias ayuda al organismo a adaptarse mejor al cambio. Es aconsejable que pasen unas tres horas desde la cena para irse a dormir, tener una temperatura adecuada en la habitación (unos 18ºC) y procurar acostarse siempre a la misma hora.
  8. Practicar ejercicio de forma moderada y regular para aumentar la producción de endorfinas
  9. Realizar actividades placenteras para vencer la desmotivación y elevar el estado anímico.
  10. Consultar al médico si los síntomas persisten pasados unos meses.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *