Lunes, 16 enero, 2017

El Biodomo del Parque de las Ciencias, que acogerá 220 especies, se inaugura el lunes con Susana Díaz

Este proyecto, con una inversión de 12,5 millones de euros, supone que los visitantes conozcan de primera mano una concepción diferente de la naturaleza y el respeto al medioambiente

parque-de-las-ciencias-en-granada1
Vista general del Parque de las Ciencias de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Biodomo del Parque de las Ciencias de Granada, un gran acuaterrario de 20.000 metros cúbicos que supondrá la quinta fase de ampliación del museo y que acogerá hasta 220 especies distintas, abrirá sus puertas al público el próximo lunes, a las 12,00 horas, en un acto al que está previsto que asista la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, según han informado a Europa Press fuentes del museo.

Este nuevo espacio estará ambientado en las selvas húmedas tropicales y en los arrecifes coralinos, puntos calientes de la evolución de la Tierra donde la diversidad biológica alcanza sus máximos exponentes y permite entender la estrategia evolutiva.

Este proyecto, con una inversión de 12,5 millones de euros, supone un valor añadido para el museo, pero también para que los visitantes conozcan de primera mano una concepción diferente de la naturaleza y el respeto al medioambiente de una forma rigurosa y amena que sea capaz de llegar a todo tipo de público.

Esta nueva infraestructura, que se ha concebido como una ventana la biodiversidad del planeta, supondrá además un impulso desde el punto de vista educativo, científico, turístico y económico para Granada y para Andalucía, puesto que no existen muchos recintos en el mundo de estas mismas características.

Con más de 220 especies diferentes, está también concebido como un espacio de investigación y desarrollo de proyectos de I+D+i relacionados con la biodiversidad, convirtiéndose también en un laboratorio vivo y abierto a la investigación en muchos campos.

Esta espectacular ventana a la vida presenta tres niveles de recorrido: Subacuático, terrestre y aéreo.

Al subacuático se accederá por una cascada de un gran río tropical y estará habitado por cocodrilos, nutrias, tiburones leopardo y rayas de puntas azules, entre otras especies.

A este nivel se suma un recorrido terrestre de unos 190 metros de longitud que recrea manglares de Borneo con fauna y flora de ambiente mareal, además de contar con un bosque subtropical que acogerá cérvidos, reptiles, tortugas, monos y una nutrida colección botánica.

Por último, se incluirá un recorrido aéreo de unos 255 metros de longitud con zonas didácticas y donde los visitantes podrán ver geckos, loros, zorros voladores, ardillas, aves y numerosos insectos.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Los animales tienen que estar en libertad.
    Para aprender hay libros y buenísimos documentales y programas.
    Vamos para atrás.
    Hoy en día gracias a Dios hay más gente concienciada en que deben desaparecer de una vez zoos y acuarios.
    Y ahora esto? Pobres, menuda vida les espera ahí encerrados.
    Como profesora, me niego ir allí.

  2. Por qué no dejan a los animales en su hábitat??? Podían invertir ese dinero en concienciar de buenos hábitos y valores o hasta para protectoras de animales!!!

  3. ¿Concepción diferente de la naturaleza? A esto en mi pueblo lo llaman cárcel. ¿Respeto por la naturaleza? Sí, claro. Sacar de su verdadero hábitat a los animales es super respetuoso. El que quiera saber que se compre un libro o vea documentales. Ya está bien de que el humano se crea con derecho de hacer lo que quiera con las vidas de otros. Pero claro, Don Dinero… . Qué vergüenza!!

  4. Me parece correcto q se hagan estas cosas siempre y cuando los habitats sean grandes y haya pocos animales dentro. En los zoo no tienen depredadores y son ideales para que se reproduzcan y haya mas seres de esa especie. Otra cosa es q los torturen y los usen para espectáculos. Esa es mi opinion y cada uno opina lo que cree