Sábado, 21 enero, 2017

El Biodomo del Parque de las Ciencias abrirá en la primavera de 2016

Según ha explicado esta mañana el consejero de Educación, Luciano Alonso, la obra se encuentra al 45 por ciento de su ejecución y costará más de 12 millones de euros | Cuando esté terminado, el Biodomo recreará diferentes ecosistemas, que irán desde las selvas tropicales hasta los arrecifes de coral

Maqueta del futuro Biodomo | Carlos Gil


image_print

Poco a poco va tomando forma el que pueda ser uno de los proyectos más ambiciosos en los que se ha embarcado el Parque de las Ciencias: la construcción del Biodomo, un gran edificio que será capaz de albergar en armonía ecosistemas tan diferentes como los arrecifes de coral de Oceanía o las junglas de África y América del Sur. Financiado en un 80 por ciento por la Unión Europea- con un coste que superará los 12 millones de euros – y con fecha de finalización prevista para diciembre de este año, el Biodomo supondrá la quinta fase de expansión del Parque de las Ciencias y un importante salto “para estar a la vanguardia y seguir creciendo”, como ha explicado su director, Ernesto Páramo.

UN RINCÓN PARA DESCUBRIR LA BIODIVERSIDAD DE LA TIERRA 

habitat 1
El Biodomo, que se encuentra ya al 45 por ciento de construcción según ha explicado el consejero de Educación, Luciano Alonso, tendrá una superficie total de 2.200 metros cuadrados, un gran espacio que acogerá 220 especies en tres niveles asociados a diferentes ecosistemas:

  • El recorrido subacuático: tendrá 185 metros de longitud y estará basado en un gran río tropical en el que convivirán cocodrilos, peces, rayas, corales y tiburones, entre otros animales. A este espacio se entrará a través de una cascada y también acogerá los laboratorios y la Sala Biodomo, un espacio en el que se podrán contemplar diferentes ambientes acuáticos al mismo tiempo.
  • Recorrido terrestre: supondrá un paseo de 190 metros de longitud y recreará los manglares tropicales y la fauna autóctona, como nutrias, reptiles, aves, tortucas, monos, lemures… y la espectacular y distintiva flora tropical. 
  • Recorrido aéreo: será el más largo de los tres, como 255 metros de longitud que se desarrollarán por un mirador que ofrecerá privilegiadas vistas de la vida diaria de pequeños mamíferos, ranas, aves y multitud de insectos. En este nivel habrá también una zona dedicada a la realización de diversos talleres.  

Todo eso se hará realidad, si los plazos se cumplen, en diciembre de este año, mes que se ha marcado el consorcio que gestiona el Parque de las Ciencias para dar por concluidas las obras. Y no es una fecha baladí, porque la financiación europea viene con condiciones, entre las que se encuentran el cumplimiento del calendario. En cuanto a la apertura al público, será ya en la primavera de 2015 cuando los visitantes puedan descubrir un proyecto que va más allá de lo meramente museístico: “Es una herramienta muy importante para la educación, la conservación y difusión de las investigaciones que se vayan haciendo. Queremos que sea un laboratorio abierto a la investigación en muchos campos”. Porque precisamente esa será la otra gran baza del Biodomo, más allá de educativa: desarrollar investigaciones útiles para el resto de la comunidad científica.

El Biodomo todavía es un esqueleto repleto de ideas para su futuro pero desde el Parque de las Ciencias aseguran que la actividad informativa e investigadora ya ha empezado en torno a esta quinta gran expansión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *