Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

El bastetano Alberto López, mejor guitarra en la V Bienal Flamenca ONCE Andalucía

Entrega de premios anoche en el Teatro Alhambra

El ganador de la bienal


image_print

El guitarrista bastetano Alberto López recibió anoche el Premio Nuevo Valor en la modalidad de Guitarra de la quinta edición de la Bienal Flamenca ONCE Andalucía celebrada en el Teatro Alhambra de Granada. La directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María Ángeles Carrasco, entregó la escultura al guitarrista antes de que inteprertara una granaina acompañado al cante por Álvaro Rodríguez y unas alegrías como solista.

La Bienal de la ONCE ha premiado este año al malagueño Andrés Armero, como mejor cante, y a la cantaora sevillana Montse Estepa como Mejor Artista con Discapacidad, y homenajeó también al cantaor Diego Clavel y contó como artista invitada a la bailaora Rosario Toledo. López, que inició sus estudios de guitarra a los 11 años en el Conservatorio José Salinas donde ya ganó su primer concurso como solista a los 14 años, ha compartido cartel con artistas de la talla de Tomatito, Estrella Morente o El Pele.

“Para mi este premio es muy importante por por ser mi tierra y por ser un reconocimiento a tantas horas de trabajo encerrado en una habitación estudiando que nadie ve”, decía. Alberto López se mostró “feliz” de compartir el premio con artistas con discapacidad “que demuestran mucho arte al superar sus limitaciones a través del flamenco”.

La Bienal Flamenca ONCE Andalucía, que se realiza en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía y Caja Granada, es una iniciativa que comenzó hace diez años, coincidiendo con los años de celebración de la Bienal de Flamenco de Sevilla, y se ha consolidado como una plataforma para descubrir nuevos talentos artísticos en el ámbito del flamenco entre las personas con discapacidad.

“El flamenco es un poderoso instrumento de integración social que hay que preservar y cuidar entre todos”, sostuvo el director de la ONCE en Granada, Alberto Morillas, en la entrega de los premios. Para la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María Ángeles Carrasco, “el flamenco siempre ha sido una tierra de acogida sin barreras, sin fronteras, con la ley del compás y la bandera de la libertad”. Sandra García, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, agradeció a la ONCE que contribuya a romper barreras también desde el flamenco. “Haciendo del flamenco un valor de inclusión social –subrayó-, el flamenco amplía su dimensión artística porque abre la puerta a jóvenes talentos y al talento de todas las personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *