Jueves, 27 Julio, 2017

            

El Ballet Nacional de Holanda llega al Generalife con coreografías de corte clásico e innovador

La compañía internacional que dirige Ted Brandsen presenta en Granada un programa de prestigiosos coreógrafos que renovaron la técnica del ballet

El Ballet Nacional de Holanda | Gabinete
Gabienet


image_print

El Ballet Nacional de Holanda se presenta mañana en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada con un programa atrevido, donde tienen cabida destacadas coreografías de ballet clásico y neoclásico que combinan tradición e innovación. El Ballet Nacional de Holanda es la compañía más numerosa de los Países Bajos con bailarines procedentes de distintos países, muchos de ellos primeras figuras de prestigio internacional como Anna Tsygankova y Jozef Varga, aunque también ha contribuido a impulsar la carrera de talentos de la coreografía como Rudi van Dantzig, Hans van Manen y Toer van Schayk.

El ex bailarín y coreógrafo Ted Brandsen es desde 2003 director de la compañía holandesa con la que ha cosechado importantes reconocimientos por sus exitosas producciones, convirtiéndose en uno de los ballets habituales en los principales festivales internacionales gracias a su dinamismo y creatividad.

Para el espectáculo del Festival Internacional de Música y Danza de Granada en el Teatro del Generalife, el Ballet Nacional de Holanda ha elegido un repertorio ecléctico en el que se incluye uno de los trabajos más clásicos de Balanchine para el lucimiento de los bailarines: ‘Tarantella’, una paso a dos de bella factura y complicada ejecución, que destaca por la sucesión de vibrantes pasos, saltos y veloces piruetas. Del coreógrafo Hans van Manen se exhibe una de sus piezas más exitosas compuesta por nueve miniaturas sobre la música que Benjamin Britten dedicó a su maestro Frank Bridge, ‘Frank Bridge Variations’.

El programa se completa con las ‘Cuatro últimas canciones’ de Strauss que sirvieron de inspiración a Rudi van Dantzig para crear una de sus coreografías para dúos más elogiadas; y el espectáculo ‘Don Quixote’, la primera versión holandesa de este ballet clásico que reconstruye con su particular visión Alexei Ratmansky, uno de los coreógrafos más respetados de la danza contemporánea. En dicho espectáculo, con música de Ludwig Minkus, se recrea sobre el escenario la personalidad y las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote que inmortalizó en su obra Miguel de Cervantes, y que Ratmansky rescata siempre desde el respeto a la tradición.

Dentro de la programación del FEX, el ensamble La Danserye ofrece en el Monasterio de San Jerónimo un concierto de música sacra con obras de Mateo Romero y su discípulo Diego de Pontac.

El concierto de La Danserye, junto a la Academia Vocal de Granada, que cuenta con la dirección artística de Fernando Pérez Valera y la dirección musical de Isaac Alonso de Molina, incluye en su repertorio el Réquiem del músico de origen flamenco y maestro de la Capilla Real española, Mateo Romero (1575-1647). Se trata de la obra ‘Missa pro Defunctis’ que Mateo Romero, conocido también como el “Maestro Capitán”, compuso para doble coro a 8 voces y que conecta con las grandes piezas policorales en estilo veneciano de la época. El réquiem se completa con el canto llano del ‘Officium defunctorum’ de Diego de Pontac, maestro de capilla de la Catedral de Granada (1627-1644), discípulo de Mateo Romero y viceteniente de la Real Capilla en 1653.

El ensamble La Danserye es un grupo fundado en Calasparra (Murcia) en 1998 con el objetivo de investigar y difundir la música que se compuso desde el final de la Edad Media hasta el principio del Barroco, con especial interés por la música del Renacimiento. También dedican parte de su tiempo al estudio, investigación, interpretación y reconstrucción de instrumentos de viento en el taller que crearon para profundizar en la formación gracias a la aportación de prestigiosos profesores.

Mientras, en el Auditorio Manuel de Falla, Pablo González dirige a la Orquesta Joven de Andalucía con la ‘Iberia’ de Isaac Albéniz y la sinfonía ‘Titán’ de Mahler. Y ya por la noche, en Moraleda de Zafayona, el Joven Coro de Andalucía dirigido por Lluís Vilamajó, realiza el estreno absoluto de ‘La historia de Gilgamesh’, ópera para coro, solistas y orquesta de cámara, por encargo del Programa Andaluz para Jóvenes Intérpretes, creada por Héctor Eliel Márquez.

En el programa del FEX destaca la presencia del grupo vasco Tio Teronen Semeak que presenta en la Fuente de las Granadas su obra ‘FreshCool’, un desenfadado espectáculo protagonizado por jóvenes músicos y bailarines que se atreven a fusionar el aurresku, la danza vasca que se baila a modo de reverencia, con hits de música pop. En el Teatro Alhambra, mientras, se presentarán los resultados del Taller de Escena Obra Social La Caixa y del taller ‘Entreactos, entregeneraciones’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *