Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

El Ayuntamiento trabaja con Junta y Alhambra en el Plan Albaicín

Para Cuenca, la zona ha estado "abandonado estos años" y "nosotros estamos dispuestos a abordar" sus problemas con un "convenio que ya estaba pero estaba sin concretar"

Pintadas en el Albaicín | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Granada trabaja con la Consejería de Cultura y el Patronato de la Alhambra y el Generalife en un convenio que facilite una planificación estratégica para abordar los problemas del barrio del Albaicín, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Así lo ha explicado este jueves el alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), después de que el PP le pidiera este pasado miércoles que “saque del cajón” el Plan de Gestión del Albaicín en el que había trabajado durante cinco años mientras estaba en el gobierno de la ciudad.

Para Cuenca, el Albaicín ha estado “abandonado estos años” y “nosotros estamos dispuestos a abordar con la Consejería de Cultura y el Patronato de la Alhambra” sus problemas con un “convenio que ya estaba pero estaba sin concretar”.

Todo ello ha de estar “incardinado” en un plan general que “lleva años guardado en un cajón”, ha indicado el alcalde en referencia al Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del barrio en el que se está trabajando también con asociaciones vecinales.

Sobre el proyecto para instalar videocámaras de vigilancia contra las pintadas junto a enclaves protegidos del Albaicín, el alcalde ha resaltado está pendiente de dotación presupuestario para lo cual se va a “iniciar el contacto con los grupos políticos representados en el Ayuntamiento.

Es, en su opinión, un “proyecto esencial” para “perseguir esa lacra que tanto sufrimos como son las pintadas”.

El proyecto, que fue presentado por el anterior gobierno local, del PP, y del que ya informó favorablemente la Comisión de Garantías de la Videovigilancia del TSJA, tiene previsto la instalación de seis videocámaras en cinco ámbitos del Albaicín para defender edificaciones monumentales y de equipamiento.

Las seis cámaras se instalarán en zonas como la Puerta de las Pesas, el entorno del Palacio de Dar Al-Horra, el aljibe del Zenete, la Puerta de Elvira y Puerta Monaita. En todos los casos, las videocámaras no visionan zonas residenciales y sólo grabarían en paredes.

En la Puerta de las Pesas, el proyecto contempla la instalación de una cámara en el interior del pasadizo que permita controlar sus paredes. En la Puerta Monaita, la videocámara se instalará en la zona exterior alta en vertical con el pie de las escaleras con el fin de controlar las paredes.

En el caso del entorno del Palacio de Dar Al-Horra, se instalarán dos cámaras para visionar el callejón del Gallo y el callejón de las Monjas. En la Puerta de Elvira, se ubicará una cámara en la entrada del arco, en la fachada de la edificación residencial adjunta, visionando sólo el arco, su fachada y el interior del mismo. Por último, en el aljibe del Zenete, se ha proyectado la colocación de una cámara en la pared de subida de la escalinata.

Para el tratamiento de las imágenes, se utilizará un sistema inteligente de gestión de imágenes, que tienen la ventaja de que pueden programarse para que detecten y graben sólo las circunstancias que revelen situaciones continuadas de tiempo en el mismo lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *