Jueves, 19 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento tendrá que aportar entre 500 y 700 mil euros para paliar la ‘migración’ de viajeros al metro

Movilidad se enfrenta a la ardua tarea de reestructurar las líneas de autobús para su integración con el metro, con el que seguramente no habrá transbordo

Interior de uno de los vehículo que compone el metro de Granada | Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Queda menos de mes y medio para que el metro  empiece a circular por Granada. Como ya anunció el consejero de Fomento el pasado 9 de febrero, su puesta en marcha se hará de forma progresiva.

Según la Junta de Andalucía, esta es la forma “más segura” de que lo haga para que tanto peatones como el resto de vehículos se adapten al nuevo ‘inquilino’ de la ciudad. “Se ha decidido que sea así porque en los 13 kilómetros en los que el metro circula en superficie hay 57 intersecciones con tráfico rodado”, ha explicado esta mañana la delegada de Fomento y Vivienda en Granada, Mariela Fernández-Berjemo, quien junto con el director de la Obra Pública Andaluza, Alberto Sánchez y el director de operación de la Agencia Avanza, Juan de Dios Moreno, han estado presentes en la comisión de Movilidad del Ayuntamiento de Granada para responder a las dudas de los grupos municipales.  “Meter 15 vehículos cada 8 minutos, podía generar más complicaciones que ventajas”, ha apostillado la delegada.

De este modo, el 31 de marzo, si no hay nuevo cambio en el cronograma de la Junta, el metro arrancará de forma progresiva. El futuro medio de transporte aún está bajo pruebas dinámicas, y se ha anunciado que la semana del 20 de marzo se llevará a cabo la “marcha en blanco“, es decir, el ensayo general en todo el trayecto.

Puede consultar aspectos sobre las frecuencias, horarios y trayectos aquí.

Una persona en la estación de metro Alcázar Genil en una jornada de puertas abiertas | Archivo GD

EL PRECIO DEL BILLETE, AÚN SI DEFINIR

La Consejería de Fomento y Vivienda aún no ha concretado cuánto costará a los granadinos el billete de metro, aunque Mariela Fernández-Berjemo ha indicado que en esta semana se sabrá. De cualquier modo, Fernádez-Berjemo, ha dejado claro que el precio, al tratarse de un transporte metropolitano, lo establecerá la Dirección General de Movilidad para su posterior aprobación en el Consorcio Metropolitano, sin posibilidad de que el Ayuntamiento de Granada y los del resto de municipios implicados (Armilla, Maracena y Albolote) puedan intervenir.

Fernádez-Berjemo ha explicado que el precio tendrá un coste similar al que tiene la red de autobuses metropolitanos. Así, en el caso de tarjetas, el coste del viaje para el usuario pdrá oscilar entre los 89 y los 99 céntimos, y el del billete ordinario en la horquilla de 1,30-1,40-1,50 euros.

Aunque el 31 de marzo funcione el metro ‘en servicios mínimos’, se cobrará el billete desde el primer día.

La Junta de Andalucía ya ha adelantado que el metro costará 13 millones de euros al año, y en el segundo año de su puesta en funcionamiento tendrá un déficit de 2 millones de euros, que se asumirá según los porcentajes asumidos por cada Administración reflejados en el convenio firmado.

SIN TRANSBORDOS

La integración con el transporte urbano ha sido otros de los aspectos más comentados en esta reunión en el salón de plenos que ha durado más de tres horas.

Lo que baraja la Junta de Andalucía es que no haya transbordos, es decir, que si un usuario coge el metro y, luego, un autobús (o viceversa) pagará ambos billetes.

“EL METRO CAPTARÁ ENTRE 3,5 Y 4 MILLONES DE VIAJEROS”

Una línea del autobús urbano en la Caleta | Archivo GD

AFECCIÓN A LA RED URBANA DE AUTOBUSES

Los técnicos de Movilidad del Ayuntamiento de Granada están trabajando en una ardua tarea: la afección de la implantación del metro con los autobuses de la capital.

“Es bastante complicado”, ha dejado entrever uno de los técnicos que se ha encargado de informar a los grupos municipales de las posibles modificaciones y coste económico que va a tener la implantación del nuevo transporte. La ‘migración’ de viajeros de un sistema a otro supone que el Ayuntamiento repiense líneas, trayectos y frecuencias para que sea sostenible el sistema de transportes de la ciudad.

Las líneas N3, N4, S3, SN1, SN2, SN3, SN5 y U3 son algunas de las líneas afectadas directamente por la puesta en servicio de la nueva infraestructuras. Movilidad ha analizado 414 paradas para conocer el comportamiento de sus usuarios.

Con este estudio, el Ayuntamiento quiere plantear una serie de actuaciones a considerar. De este modo, por ejemplo, las líneas N3 y N1 darían la vuelta en Villarejo, la S3 podría modificar su recorrido hasta Acera del Darro y la SN3 hacerlo también a la vuelta por Pintor Manuel Maldonado. La LAC y la línea SN1 probablemente incrementarán su servicios.

Según estimaciones del los técnicos, el metro de Granada captará entre 3,5 y 4 millones de viajeros. Como consecuencia, pasa sostener el sistema de transportes urbano, habrá que aumentar en 500.000-700.000 euros la aportación municipal al perder esos viajeros.

Pruebas dinámicas del metro de Granada | Archivo GD

30 HORAS/CONDUCTOR

Al inicio de la puesta en marcha de la explotación comercial del metro se incorporarán 17 trabajadores que pese a recibir formación específica para su labor, ya cuentan con sobrada experiencia en la conducción de metro, según ha apuntado la Junta. La incorporación del resto se hará también de forma progresiva, a la par de la ampliación de vehículos y frecuencias, de tal modo que el 15 de julio, el metro de Granada funcione tal y cómo se diseñó.

Los responsables de la explotación y operación del metro han detallado que los trabajadores practicarán como mínimo 30 horas por conductor.

EL SOBRECOSTE PARA LLEGAR AL PTS

Los técnicos también han mostrado un resumen de lo que ha costado a las arcas municipales los servicios de autobuses adicionales para comunicar el centro y los barrios con la zona del PTS, dado el retraso de la puesta en marcha del metro. El incremento en el servicio y la ampliación de las líneas U3 y SN4 le ha costado el Ayuntamiento más de 350 mil euros. Un sobrecoste que los grupos municipales han exigido que la Junta de Andalucía lo asuma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *