Sábado, 18 Agosto, 2018

            

El Ayuntamiento se reúne con jóvenes para conocer sus propuestas de alternativa al botellón

El alcalde de Granada ha afirmado que existe un observatorio permanente para buscar nuevas actividades de ocio para los granadinos

Cierre del botellódromo | Foto: Archivo GD
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

El equipo de gobierno de Granada continúa en su lucha por “erradicar” el consumo de bebidas alcohólica en las calles de ciudad. Tras el cierre del botellódromo, miles de jóvenes han impulsado una recogida de firmas para que el lugar vuelva a ser utilizado para hacer botellón de manera legal.

Tras estos hechos, el alcalde de Granada ha afirmado que la decisión de cerrar ese espacio fue llevada a cabo por “unanimidad” de todos los grupos políticos y que no se volverá a atrás ante tal decisión.

“Los jóvenes deben entender que la visión que hay desde fuera de nuestro término municipal como la capital del botellón es inadmisible y no deberíamos permitirlo por el bien de la ciudad”, ha señalado al respecto Paco Cuenca.

Para hacer frente a este “vacío” de actividades de ocio que pueden encontrar los jóvenes tras el cierre del botellódromo, el regidor municipal ha señalado que, desde el equipo de gobierno se están reuniendo con jóvenes para buscar alternativas saludables y que así “el antiguo botellódromo no sea un espacio únicamente al que ir a beber”.

Desde el Ayuntamiento de Granada también se ha llevado a cabo la creación de un observatorio “permanente” que busca alternativas para un “ocio juvenil saludable”.

Se trata de cambio que se presenta para la ciudadanía como un proceso “largo y completo” en la que se espera que los jóvenes contribuyan aportando ideas que no solo se centren en buscar un lugar para beber alcohol.

La recogida de firma por parte de los jóvenes para evitar el cierre del botellódromo comenzó el pasado mes de marzo, cuando se creó en la plataforma Change.org una petición para que el Ayuntamiento no cerrase el que señalaban como “el último espacio donde está permitido consumir alcohol”. Esta iniciativa, creada por un colectivo denominado ‘Jóvenes de Granda’ defendían que el lugar se sitúa a las afueras de la ciudad, “localizado de forma estratégica para molestar al mínimo número posible de residentes”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. tras las consecuencias desastrosas del cierre del botellodromo ,,estilo franco…. sin alternativa alguna ,,,dalogo ,,o simple informacion de calle ……,,no habia que ser ningun lumbreras para saber lo que pasaria despues ,,, y como al repartirse por toda la ciudad …es peor el remedio que la enfermedad,,,,, un poco mas y hasta celebran una misa por el cierre