Martes, 17 enero, 2017

El Ayuntamiento recupera la Casa Ágreda resolviendo el contrato con la ONG a la que se adjudicó su uso

El consistorio cree que la antigua resolución supone "malvender" este bien patrimonial situado en el barrio del Albaicín

casa-agreda-3-Portada
Foto: Archivo
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Granada abordará el viernes en Junta de Gobierno Local la resolución del contrato por el que se adjudicó el uso de la Casa Ágreda a la Federación de Agencias Internacionales para el Desarrollo, al considerar que esta operación, impulsada durante el gobierno del PP, supone “malvender” este bien patrimonial situado en el barrio del Albaicín.

La medida ha sido anunciada este jueves en rueda de prensa por el alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), y se articulará en torno al “incumplimiento” que esta ONG ha hecho de una de las cláusulas del contrato, en tanto que disponía de seis meses para presentar el proyecto de rehabilitación que debía acometer en este inmueble catalogado del siglo XVI y no lo ha hecho.

“El equipo de gobierno no ha esperado ni un día para recuperar la Casa Ágreda y devolvérsela a los granadinos”, ha defendido el alcalde, enmarcando esta decisión en uno de los compromisos a los que llegó con la ciudadanía.

El acuerdo que se firmó en su momento y que el actual equipo de gobierno quiere resolver recogía una actuación de 4,9 millones de euros para recuperar el estado original de la Casa Ágreda, cuyo derecho de superficie fue adjudicada a este organismo internacional por un periodo de 40 años abonando algo más de 248.800 euros. La ONG podría ejercer la opción a compra del inmueble dentro de diez años pagando 1,6 millones de euros más.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha explicado que la ONG depositó una fianza de unos 250.000 euros que el anterior equipo de gobierno “ya se ha gastado”, por lo que en una segunda fase se abordará su devolución y se “peleará” para que la cuantía a abonar sea “la menor posible”.

El edil ha lamentado esta forma de proceder porque “lo lógico”, según ha dicho, es que si hay una fianza “no se toque” hasta que se culmine todo el acuerdo, si bien ha justificado la medida de resolver el contrato en la necesidad de mantener el patrimonio municipal, “que ni se vende ni se subasta”, ha agregado.

Hasta el momento el actual equipo de gobierno no ha pensado un nuevo uso para este inmueble, aunque ha descartado tajantemente venderlo más adelante -recordando el edil que también es un “aval” ante una situación de urgencia en la que hubiera que recurrir a créditos- y se ha mostrado partidario de abrir un espacio de participación para decidirlo.

La Junta de Gobierno Local del viernes abordará concretamente el inicio del expediente de resolución de este contrato, lo que conllevará la apertura de un plazo de veinte días de audiencia para que la ONG pueda presentar las alegaciones que estime oportuno, si bien esto no impedirá el fin último que es recuperar este inmueble para la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *