Sábado, 15 de Diciembre de 2018

            

El Ayuntamiento propone eliminar la bonificación del 100% al impuesto de circulación de vehículos antiguos

Los titulares de los coches con más de 25 años, que no estén catalogados como históricos, tendrán que pagar el impuesto | El Gobierno local estima una recaudación de 90.000 euros con esta medida

Imagen ilustrativa de tráfico en Granada | Archivo GD


image_print

El Gobierno local del Ayuntamiento de Granada ha trasladado este lunes en la comisión de Economía algunas propuestas para la configuración de las ordenanzas fiscales, unos expedientes que pasarán a su probación inicial en el próximo pleno municipal, el 28 de septiembre, y para que se abrirá un periodo de alegaciones de 30 días hábiles antes de su aprobación definitiva.

Entre las primeras ordenanzas a debatir, “más técnicas y que deberían tener un consenso amplio”, el equipo de Gobierno ha propuesto la eliminación de la bonificación del cien por ciento sobre el impuesto de circulación de los coches con más de 25 años, salvo aquellos que estén catalogados como históricos. Con esta modificación en el impuesto, el Ayuntamiento pretender ingresas en las arcas alrededor de 900.000 euros.

En esta ordenanza, “que tiene carácter recaudador, pero también medioambiental puesto que no se bonificaría a los vehículos más contaminantes”, según ha expresado el concejal de Economía, Baldomero Oliver, se explicarán los tipos de vehículos que sí se pueden acoger a la bonificación. En este bloque de medidas, hay otras previstas para mejorar la tributación, con las que también se pretende ahorrar, sobre todo en notificaciones.

IBI, A EXPENSAS DEL GOBIERNO

De cara a octubre, mes en el que deberá debatirse otro bloque de propuestas para la modificación de las ordenanzas fiscales, Baldomero ha anunciado que en el Ayuntamiento de Granada “no se va a subir el IBI”, aunque puede quedar a expensas de una actualización de los valores catastrales. Según ha detallado el concejal de Economía, el IBI quedaría pendiente de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado o de un decreto ley al respecto, o, de lo contrario, volvería a incrementarse en 4 por ciento, en el caso de seguir con presupuestos prorrogados en el Gobierno central, y pese a que el Ayuntamiento no suba los tipos.

Respecto a la posibilidad de contar con unos presupuestos para 2018, Oliver ha expresado que el “marco más lógico” se sitúa en 2019 y espera un “consenso amplio”. En este sentido, Oliver ha apostillado que en este nuevo proceso de negociación “se va a demostrar qué grupos políticos tienen auténtica vocación de gobierno”, teniendo en cuenta que las elecciones municipales, previstas en mayo de 2019, condicionarán mucho.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.