Martes, 24 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento prevé aprobar en febrero el documento del PGOU con las modificaciones planteadas por la Junta



image_print

El Ayuntamiento de Málaga espera llevar al pleno de febrero de 2010 las modificaciones del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) planteadas por la Junta de Andalucía, según informó hoy el alcalde, Francisco de la Torre, quien confió en que la aprobación definitiva de este documento por parte del Gobierno andaluz se produzca dentro de la próxima primavera.

   El regidor indicó que, una vez que se aprueben las modificaciones, tendrán que elaborarse nuevos informes sectoriales. Ante esto, confió en que se emitan de forma “rápida” y sobre todo que el trámite de aprobación definitiva “se produzca antes de los cinco meses que la ley establece” y, por tanto, “podamos tener el PGOU aprobado antes del verano de 2010, dentro de la primavera”.

   De la Torre, que ofreció hoy una conferencia dentro del “Fórum Europa. Tribuna Andalucía”, organizado por Nueva Economía Fórum, insistió en que la decisión “sorpresiva” el pasado mes de julio de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (Cotua) de suspender el visto bueno definitivo del PGOU, en lugar de aprobarlo parcialmente, “no fue lo más adecuado”. “El planeamiento podía haber sido aprobado definitivamente en términos parciales”, apostilló.

   De hecho, señaló que la decisión de la Cotua y el consiguiente retraso en la aprobación del nuevo PGOU “algún problema ha creado” e hizo referencia, por ejemplo, al hecho de que la empresa Epcos no haya podido vender aún los suelos de la antigua Siemens, frente al Palacio de Ferias, por la incertidumbre generada.

   En respuesta a las preguntas de los asistentes, entre los que se encontraban representantes del mundo empresarial, sindical, político y de los medios de comunicación de Málaga, opinó, en general, que, aunque la afectación por la demora en el visto bueno definitivo del planeamiento “no es grave, hubiera sido mucho mejor para la economía malagueña la aprobación parcial del PGOU”.

POTAUM

   El primer edil lamentó también que el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum), impulsado por la Junta “se aprobara justo dos días antes que la declaración del PGOU”, por lo que “tenemos que adaptarlo en su integridad”, mientras que “si hubiera sido al revés, habríamos tenido cuatro años para adaptarlo”.

   Reiteró que hay actuaciones del Potaum que “invaden competencias municipales”, por lo que defendió que se recurriera ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por temas como la construcción de un puerto seco en Campanillas, la posible desaparición de las casas de la playa de El Palo, Pedregalejo y La Araña, la construcción de una segunda central eléctrica de cogeneración en el margen izquierdo del Guadalhorce o la negativa del Ejecutivo andaluz al desarrollo urbanístico al norte de la ronda Este o a edificar en la zona norte de Campanillas.

   “Cuando las administraciones tienen enfoques honestos, pero diferentes, sobre un punto, es bueno que, en un Estado de Derecho, sea la Sala de lo Contencioso-Administrativo la que diga dónde está la realidad de un tema”, manifestó.

   No obstante, aseguró que el Ayuntamiento “adaptará el PGOU al Potaum para que no haya problema, sin perjuicio –precisó– de que podamos recurrir algunos aspectos”, en los que, independientemente de ese recurso, consideró que la Junta de Andalucía “debe reflexionar” porque se trata de cuestiones “discutibles”.

   A juicio del alcalde, el hecho de recurrir ante los tribunales determinados aspectos del Potaum “no tiene que afectar” a las relaciones entre el Ayuntamiento y la Junta, en tanto que “es una cuestión normal en un Estado de Derecho, en un Estado maduro; otra cosa diferente es la lealtad institucional”.

GUADALMEDINA

   Preguntado por el futuro del cauce del Guadalmedina, pendiente de los resultados del informe que realiza por encargo del Gobierno andaluz el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), dependiente del Ministerio de Fomento, De la Torre esperó que el estudio esté “pronto” y sobre todo que esta actuación “sea siempre de todas las administraciones”. “No debe haber ningún tipo de pelea ni de apropiación institucional”, declaró.

   Hizo hincapié en que la integración del Guadalmedina en la ciudad “es uno de los proyecto estrella” dentro del II Plan Estratégico de Málaga y deber ser “un proyecto de todos”. De hecho, demandó que siga planteándose en el seno de la Fundación Ciedes, eliminando el uso partidista que del problema se ha hecho en las elecciones de la última década.

   Por otra parte, abogó por una unión entre todos los alcaldes y por el impulso de cara al futuro por la movilidad en la costa, con el tren de Cercanías desde Estepona a Nerja, pasando por Málaga, un tema que, según advirtió, “no está estudiado y no ha habido las necesarias reuniones entre el Gobierno central, la Junta y los correspondientes ayuntamientos”.

CARRETERA AZUCARERA-INTELHORCE

   También las obras de remodelación de la carretera Azucarera-Intelhorce ejecutadas por Teconsa, empresa relacionada con la trama del caso “Gürtel”, estuvieron presentes en el turno de preguntas, ante lo que De la Torre defendió que “la adjudicación se hizo correctamente, por lo que no hay nada que criticar”.

   “Pisamos un terreno firme; el Ayuntamiento funciona con una gran claridad y transparencia, siguiendo las pautas de un Estado de Derecho”, aseveró, después de que la Fiscalía abriera diligencias de investigación para determinar si Teconsa pasó al Consistorio certificaciones de pago por un importe superior al realmente ejecutado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *