Viernes, 20 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento prevé ahorrar en cinco años 10 millones de euros en contratos públicos

Una de las medidas propuestas por el equipo de Gobierno para el plan de saneamiento "a medida" se centra en el recorte de más de 680.000 euros destinados a seguros médicos privados de 500 funcionarios

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

El Ayuntamiento de Granada prepara un nuevo plan de saneamiento “a medida” para presentar al Ministerio de Economía y Hacienda que le posibilite conseguir una ampliación en tres años del periodo de carencia y de amortización en los préstamos para la Financiación de los Pagos a Proveedores. Se trata de una propuesta que se aleja de lo planteado por el ente nacional ante la imposibilidad de hacer frente a las condiciones en el periodo de cinco años dado por Hacienda, según ha apuntado en rueda de prensa Baldomero Oliver, concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada.

Tal y como ha explicado el concejal, el equipo de Gobierno y los grupos políticos con representación en el Consistorio han tenido que desestimar las acciones contempladas en el anterior plan de saneamiento previsto por los técnicos del Ayuntamiento por contener medidas como la subida del 27% del IBI. Además, esperan poder incrementar el periodo de actuación del plan a unos 10 años para facilitar conseguir sanear las cuentas municipales.

Para lograr ingresar los 15 millones de euros que supondría la subida del IBI, el Gobierno municipal ha planteado al resto de grupos políticos un recorte de los gastos basado, en primer momento, en tres puntos fundamentales.

El primero de ellos se centra en el gasto de 682.758 euros al año al que hace frente el Ayuntamiento para pagar los seguros médicos privados que más de 500 funcionarios poseen en Granada en lugar del seguro público al que se acoge el resto de sus compañeros. A esta cantidad se sumarían más de 112.000 euros de gasto farmacéutico que también afectaría a estos empleados.

De igual modo, Baldomero Oliver ha presentado ante el resto de partidos la posibilidad de retener la asignación de los grupos políticos del Consistorio -cuantificado en unos 356.000 euros al año- hasta que la situación económica del Ayuntamiento mejore. “No es suprimirla, porque estaríamos vulnerando la ley en base de régimen local, pero, mientras que esto no mejore, que se retire y se destine a otra cosa”.

El concejal de Economía ha asegurado, además, que el plan de saneamiento que habían planteado con anterioridad mostraba la posibilidad de reducir en cinco años 5,3 millones de euros la deuda. A estas medidas que sí acogería el nuevo plan se sumarían otros 4,8 millones de euros más de ahorro en fijar pliegos de condiciones en los contratos públicos “que para que piensen más en la ciudadanía y los servicios públicos”.

Así, estos pliegos elaborados con “criterios de eficacia, eficiencia y servicio público” han hecho que el contrato realizado en materia de suministro eléctrico vaya a ahorrar 3 millones de euros al año. Lo mismo sucede con el recorte en los servicios de vigilancia, que reduce el dinero a abonar en 300.00 euros.

A ello ha sumado los 900.000 euros de ahorro que se derivarían de mantener durante los próximos años la reducción de gratificaciones especiales y gastos de personal directivo; además de reducir al menos 500.000 euros el capítulo uno en próximos ejercicios; todo ello “sin echar a nadie a la calle” y “gestionando eficazmente la política social de este Ayuntamiento”.

El también portavoz del equipo de Gobierno municipal ha matizado, no obstante, que con estas medidas “no salen las cuentas” para conseguir los aproximadamente siete millones de euros anuales que necesita ahorrar el Consistorio.

De ese modo, el Consistorio, tal y como ha apuntado Oliver, pretende ahorrar más de 10 millones de euros en contratos públicos en un periodo de cinco.

“Vamos a intentar llegar al 28 de abril -fecha tope dada por el Ministerio para presentar el plan de saneamiento que le permita acogerse a la ampliación del periodo de carencia-, pero no vamos a acogernos a las condiciones del Ministerio. Cuando tengamos el plan será cuando hablemos con ellos y le digamos: estas son nuestras propuestas”, ha comentado Oliver.

Asimismo, Baldomero Oliver ha indicado que ahora es el momento de que el resto de grupos muestren sus propuestas para realizar un plan “consensuado” que “no sea un plan del equipo de Gobierno sino de todo el Ayuntamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *