Martes, 17 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento pide abordar los cortes eléctricos en la zona norte por posible “vulneración de derechos”

Muchos locales y comercios han tenido que cerrar por la falta de suministro

Imagen de la zona Norte | Foto: Archivo GD
EP


image_print

El Ayuntamiento de Granada va a pedir una nueva reunión con la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía y Endesa para abordar los cortes de suministro eléctrico en el distrito norte de la ciudad, que está afectando a zonas públicas y que pueden estar suponiendo una “vulneración de los derechos” de los vecinos.

Así lo ha indicado, en declaraciones a los medios, la concejal de Derechos Sociales de Granada, Jemi Sánchez (PSOE), quien ha señalado que en el encuentro se incluiría también la participación del Defensor del Ciudadano de Granada, partiendo de la base de que “no es solo un problema policial” y “de cultivo de marihuana”, en referencia a los inmuebles con plantaciones de droga que se enganchan al suministro de la luz eléctrica ilegalmente.

En este sentido, Sánchez se ha dirigido al Gobierno para señalar que las “acciones represivas exclusivamente no funcionan” sino que hacen falta “soluciones integrales” en las que trabajen “las administraciones de la mano”. Además, “no se puede aprovechar esta situación para estigmatizar a todo un barrio” que sufre de “cortes de luz que se siguen dando mes a mes”.

En opinión de la edil granadina, “los vecinos están aguantando estoicamente” esta falta de suministro que está afectando a locales, comercios, o cafeterías que han tenido que permanecer cerradas, y también a la vía pública.

El equipo de gobierno local ha insistido en su idea de “mediar”, además de “convocar a todas las partes” para volver a abordar este tema, desde la perspectiva de una posible vulneración de los derechos de los vecinos.

La “acción policial y represiva” se está demostrado “que no funciona”, ha insistido Jemi Sánchez, que ha precisado que “se le está cortando el suministro a quienes están pagando la luz” –con los que hay que tener “mayor sensibilidad”–, y ha pedido que la Policía realice también un “trabajo de protección”.

Sánchez ha afirmado que Endesa, más allá de luchar contra los enganches ilegales, tiene también la obligación de “garantizar el suministro básico”, y ha solicitado a la Junta de Andalucía que actúe de oficio, porque “tiene quejas y un expediente abierto” para que “no se vulneren más los derechos de los ciudadanos, y de los consumidores”.

DATOS DE SUBDELEGACIÓN

La Subdelegación del Gobierno informó el pasado 17 de julio que el plan de choque desplegado entre febrero y mayo en la zona norte de Granada se saldó con la incautación de 8.362 plantas de marihuana y el desmantelamiento de 1.313 enganches ilegales para defraudar el fluido eléctrico y proveer de luz artificial a estos cultivos de droga que son manejados por varios clanes con gente trabajando a su cargo.

Las actuaciones, que supusieron la detención de 40 personas, se desarrollaron en colaboración con Endesa, cuyas mediciones de consumo eléctrico para detectar el fraude dan pie a las investigaciones policiales que culminan con la entrada y registro de los domicilios donde se cultiva la droga. En algunos de ellos también han sido incautadas algunas armas modificadas y otras denunciadas como sustraídas.

Esta operación policial, que se ha desarrollado en dos fases entre el 13 de febrero y el 26 de mayo, surgió de la mesa técnica creada a finales del pasado mes de diciembre entre todas las administraciones para acabar con los reiterados apagones que se estaban produciendo en esta parte de la ciudad a causa del fraude masivo de electricidad, que colapsaba las instalaciones, llegando incluso a quemarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *