Sábado, 21 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento niega que impidiera al arqueólogo de la Junta supervisar la actuación en las cuevas de San Miguel

Según explicaba 'Granadaimedia', la policía habría impedido el acceso a las cuevas a los técnicos de la Junta



image_print

El Ayuntamiento de Granada ha defendido que la actuación en las cuevas del cerro de San Miguel, que fueron desalojadas y selladas la semana pasada, estaba autorizada por la Junta y ha negado que la Policía Local impidiera el acceso al arqueólogo de la Delegación de Cultura que debía supervisar los trabajos.

La concejal de Urbanismo, Isabel Nieto (PP), ha respondido de este modo a preguntas de los periodistas después de que la delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Granada, Ana Gámez, haya señalado que el día del desalojo se impidió la entrada del arqueólogo de la Junta que “era el encargado de controlar el movimiento de tierras al encontrarse las cuevas en una zona de especial protección arqueológica”, según adelanta ‘Granadaimedia’.

Nieto ha negado este extremo argumentado, por una parte, que en esta intervención “no tenía que haber ningún técnico de la Junta”, puesto que la actuación la hace “exclusivamente” el Ayuntamiento, que contó con un arqueólogo “a pie de obra” para hacer el seguimiento de los trabajos y que será el encargado de elaborar el informe que se remita a la Junta.

Asimismo, ha descartado que acudiera al lugar “ningún técnico” de Cultura porque el desalojo se realizó por autorización judicial y desde la Junta “ignoraban” qué día se iba a ejecutar.

Desde el Ayuntamiento de Granada han vuelto a defender que la actuación, que consistió en la aportación de tierra para sellar las cuevas, contó con la autorización de Cultura y durante los trabajos no se realizaron excavaciones que requiriera precauciones o prospecciones arqueológicas.

La edil ha enmarcado las declaraciones de la delegada en su pretensión de “defender” y “amparar” a sus socios de Gobierno en la Junta de Andalucía, en alusión a los cargos de IU que desde un inicio se ha mostrado en contra de este desalojo.

“La Junta no tiene competencias en materia de obras; eso es del Ayuntamiento, son los funcionarios municipales los que hacen la declaración de ruina –de las cuevas– porque la responsabilidad de la seguridad de las personas la tienen ellos” y “teniendo en cuenta que no podemos actuar sin la autorización de Cultura, eso también le salpica a ellos, que han autorizado en dos ocasiones actuaciones distintas”, ha relatado la edil.

Asimismo, ha explicado que el Ayuntamiento está preparando la documentación que tiene que remitir a la Junta sobre la actuación desarrollada en el cerro de San Miguel, donde se aludirán a los resultados obtenidos, después de que los desalojados hayan vuelto a reabrir las cuevas con la pretensión de habitarlas, de cara a proponer una nueva intervención en este entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *