Jueves, 19 Julio, 2018

            

El Ayuntamiento impulsa un plan dinamizador en el eje Elvira Bajo Albaicín

El alcalde ha conocido el proyecto de rehabilitación de la Iglesia de San Andrés, una auténtica joya patrimonial del siglo XVI que fue germen de la actividad del barrio

Visita a la Iglesia de San Andrés | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El Ayuntamiento de Granada está llevando a cabo un plan de dinamización y dignificación del eje Elvira y Bajo Albaicín que incluye, entre otras cosas, actuaciones en materia de limpieza de fachadas y mejora de la accesibilidad del barrio, así como los trabajos técnicos necesarios para la colocación de las cámaras contra las pintadas, que se instalarán en los próximos días.

Así lo ha explicado esta mañana el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, durante su habitual visita de barrios en la que, en esta ocasión, ha conocido de primera mano el proyecto de rehabilitación de la Iglesia de San Andrés, “una auténtica joya patrimonial del siglo XVI, que data de 1521 y que ha sido prácticamente el germen de la propia actividad del Bajo Albaicín y de la calle Elvira”, ha añadido.

Tras recordar que el Ayuntamiento ha puesto en marcha desde hace tiempo “una auténtica batalla contra las pintadas en las zonas patrimoniales de la ciudad”, el primer edil ha concretado que la actuación municipal se está llevando a cabo en tres líneas de actuación. “Hay un trabajo coordinado, está la parte de limpieza, el proyecto de instalación de las cámaras, y una tercera cuestión que es el trabajo didáctico y educativo que estamos haciendo ya en los institutos para concienciar a los más jóvenes. También hay una unidad propia de policía local que está especialmente dedicada, de manera permanente a perseguir a lo que hacen estas pintadas”, ha dicho.

Cuenca ha destacado además, como uno de los acontecimientos que han contribuido a la revitalización del eje Elvira-Bajo Albaicín, la apertura de la Iglesia de San Andrés, que ha permanecido 18 años cerrada y cuya primera parte de rehabilitación ha concluido este verano gracias al esfuerzo de la Cofradía de la Borriquilla.

Además de agradecer, tanto a la cofradía como a la Asociación de Amigos de San Andrés, el impulso que están dando a la ejecución de la tercera fase de rehabilitación del templo, el primer edil ha mostrado el total apoyo del Ayuntamiento a este proyecto, “que contribuye no sólo a la revitalización de una calle y de un barrio, sino a la recuperación de un bien patrimonial, histórico y cultural de primer orden para esta ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.