El Ayuntamiento garantiza la seguridad pese a que policías locales y bomberos no hacen horas extra

El equipo de gobierno de la ciudad ha garantizado que la seguridad ciudadana está asegurada en Semana Santa pese a la protesta que están llevando a cabo policías locales y bomberos que no están haciendo horas extra por el modo de pago de las mismas.

Después de que sindicatos como el Andaluz de Bomberos y de Policía Local Siplg, SIP-AN, y Uplba, que representan a un 93 por ciento de las plantillas, pidieran que no se hagan horas extraordinarias estos días, el alcalde de la ciudad ha subrayado, a preguntas de los periodistas, que la jornada del Domingo de Ramos “discurrió con toda normalidad, eficacia y eficiencia”, lo cual es “fruto del buen hacer de los profesionales”.

Estos sindicatos han solicitado que el alcalde se reúna con sus representantes para desbloquear el conflicto, si bien Cuenca ha apuntado que no está previsto.

Ha agregado que existe un “contacto permanente” que lidera el concejal de Economía y Personal de Granada, Baldomero Oliver, sobre la base de un “acuerdo” para ir “pagando de forma progresiva todo lo anterior” en lo referente a horas extra, correspondiente a cuando gobernaba el PP, lo cual, “con toda responsabilidad, este equipo de gobierno ha asumido”.

Existe, por tanto, ha agregado Cuenca, una “hoja de ruta” y “cualquier otro aspecto que ponga encima de la mesa que ponga tanto Policía Local o Bomberos va a ser abordado dentro del marco de la negociación que se establece habitualmente con los sindicatos”.

SINDICATO ANDALUZ DE BOMBEROS
El Sindicato Andaluz de Bomberos en Granada ha explicado, en una nota de prensa en que da cuenta de las medidas de protesta establecidas, que incluye no hacer horas extra hasta el 15 de abril, que “debido a las jubilaciones y a la escasez de oferta de empleo público se ha producido un grave descenso en el número de bomberos hasta tal punto que para cubrir los servicios mínimo diarios”, por lo que es “necesario recurrir a una ingente cantidad de horas extraordinarias”.

“Prácticamente todos los días se necesita requerir personal en horas extras para hacer los servicios normales del día a día”, por lo que, al no hacer horas extra, estos empleados públicos tratan de “denunciar públicamente el descalabro y el sinsentido de esta ingente cantidad de horas extras generadas”.

Según el SAB, en 2016 se hicieron “aproximadamente 24.000 horas extras y en 2017 otras 25.000 horas extras”, y sumando las de los dos años “se ha generado un total de 1.500.000 euros de deuda en horas extras aproximadamente”.

“Además de la problemática del bajo número de efectivos y de la cantidad de horas extras se le une la edad media de 50 años por lo que se hace acuciante la necesidad de incorporación de nuevos efectivos”, han agregado.

“No estamos dejando a la población descubierta, cumplimos con nuestro horario a rajatabla, no estamos de huelga, solo que no vamos a hacer horas extras este mes”, han subrayado.