Martes, 17 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento estima en alrededor de 100 las personas que viven en la calle en Granada

La Unidad Móvil para la atención de este colectivo ha realizado más de 1.300 atenciones en lo que va de año | A través de Cruz Roja, profesionales sanitarios y voluntarios recorren las calles para ofrecer algo de comida, información sobre posibles ayudas y, sobre todo, compañía

Una persona sin hogar pide ayuda en una calle de Granada | Foto: Archivo


image_print

Antonio se encontraba a principios de año en una de las aceras de la Avenida de Madrid. Como él, aproximadamente unas 100 personas viven su día a día en las calles de Granada, una cifra que el Ayuntamiento de la capital intenta paliar, desde el pasado mes de noviembre, con la puesta en marcha de una Unidad Móvil dedicada expresamente a atender a este colectivo. El de Antonio es ese final feliz que persiguen los dos trabajadores de Cruz Roja que hacen realidad este servicio, así como los voluntarios que los acompañan; juntos, ya han realizado 1.344 actuaciones en lo que va de año, intervenciones que como en el caso de Antonio, consiguen sacar de la calle a una persona que hoy ya no mira pasar la vida desde una acera.

UNA UNIDAD PARA ESCUCHAR

Para el concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento, Fernando Egea, la puesta en marcha de esta Unidad era “uno de los objetivos más importantes del área”. El servicio, que cuenta con vehículo, conductor y enfermera, sale tres días a la semana en horario de mañanas y de noches. Precisamente, durante una de esas salidas en una de las diferentes rutas entre los barrios y el centro de la ciudad, la Unidad contactó con Antonio. “Al principio no quería tener relación alguna”, explica Egea, “sin embargo, los profesionales fueron capaces de ganarse su confianza, de ofrecerle los recursos”; tras su paso por una casa de acogida, esta persona “ha vuelto a una vida normal”.

Un café caliente durante los meses de frío, una manta, algo de comida… la Unidad Móvil no sólo se dedica a repartir bienes de primera necesidad entre las personas que no tienen un lugar donde refugiarse, sino que ofrece una atención que muchas veces es tan ‘sencilla’ como el escuchar a esa persona, el conocer su situación personal. Y a partir de ahí, tratar de ayudarla, de facilitarle alojamiento o hacerle partícipe de los diferentes recursos municipales o autonómicos que pueden facilitarle su situación.

EL PERFIL DE LA PERSONA SIN HOGAR EN GRANADA

En cada una de sus salidas, la Unidad Móvil atiende entre 6 y 25 personas y aunque con historias muy diversas y problemas dispares, desde el Ayuntamiento de Granada se ha dibujado el perfil medio de las personas sin hogar que los trabajadores y voluntarios del servicio se han ido encontrando en estos meses de ruta: varón español de 42 años con estudios de secundaria y un tiempo medio en la calle de tres años. Esa sería la persona prototipo afectada por esta situación, a la que se puede llegar a través del consumo de sustancias tóxicas, como consecuencia de una enfermedad mental no diagnosticada o como resultado de una situación de desempleo de larga duración, entre otras situciones.

En números, la Unidad Móvil ha realizado 982 atenciones en horario de tarde/noche y 362 durante las rutas de la mañana. Así, de las más de 1.300 actuaciones, alrededor de 1.100 fueron con hombres mientras que apenas 132 fueron con mujeres.

Para el concejal de Bienestar Social, el futuro de este servicio pasa por incrementar el número de salidas añadiendo otro día más a la rutina semanal. Por el momento, la Unidad Móvil cuenta con un presupuesto de 40.000 euros anuales que gestiona Cruz Roja y que cuenta con el patrocinio de Caja Granada, entidad que aporta 12.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *