Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento estará vigilante a la labor del colectivo de ultraderecha que dará comida solo a familias españolas necesitadas

Jemi Sánchez ha asegurado que “no podemos aprobar a ninguna entidad que fomente la discriminación”

Miembros del Hogar Social se manifiestan al grito de 'ayudas sociales para los nacionales' en Madrid | Foto: E.P.
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

El colectivo de ultraderecha ‘Hogar Social’ comunicó el pasado sábado a través de sus redes sociales que instalaría una nueva sede de su institución, que reparte comida solo a familias españolas necesitadas, en la capital granadina. “Esto es solo el principio, el principio de una nueva etapa para España donde la gente será la protagonista. Donde demostraremos que, si los políticos son incapaces de pensar en nuestra gente, será nuestra gente la que conquiste su destino y tenga las herramientas necesarias para hacer de éste un país mejor y más justo. Paso a paso, barrio a barrio, ciudad a ciudad. Porque el futuro es nuestro y empieza a crearse hoy”, indicaba la organización en su página de Facebook.

Sobre este asunto, la concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Granada, Jemi Sánchez, ha afirmado que respeta el ámbito privado de cualquier organización pero “no podemos aprobar desde el Ayuntamiento a ninguna entidad que fomente la discriminación, del tipo que sea”, por lo que expresa que desde el equipo de Gobierno estarán “vigilantes” ante cualquier vulneración de los derechos sociales.

“Los apoyos y coordinaciones que llevemos a cabo con entidades se hará con las que respeten los derechos humanos y las necesidades de todas las personas en igualdad de condiciones”, ha recalcado Sánchez.

La concejal ha asegurado que desde ‘Hogar Social’ no se han puesto en contacto con su concejalía -a excepción de un mensaje en Twitter que recibió por parte de uno de los organizadores de la institución “sin ninguna información fuera de lo que ya mostrado en su perfil”, aunque “no tienen por qué” pues no es necesario que colaboren con el Ayuntamiento ni que reciban ningún permiso al ser una entidad privada, según ha indicado Jemi Sánchez.

De igual modo, la concejal ha señalado: “No es por cerrar la puerta, pero desde Derechos Sociales defenderemos que las manos que tendamos a las entidades privadas sea en base a la defensa de los derechos humanos y a una igualdad de oportunidades en acceso a los recursos”.

Tal y como ha explicado Sánchez, en el reparto de alimentos, el Ayuntamiento de Granada se coordina con entidades de derechos sociales, pero siempre en base a una igualdad de oportunidades y “sin discriminar a la persona”, pues “en los servicios sociales atendemos a todas las personas que tienen dificultades, con independencia de su raza, su pensamiento político o cualquier otro aspecto”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. No creo que vulneren ninguna ley ni discriminen a nadie, simplemente es gente dando alimentos a otra gente. Con interes especial a los españoles, ya que el estado da preferencia en ayudas, subsidios y alimentos a los inmigrantes. Por tanto, es una buena iniciativa, si tu propio pais se vuelca en los inmigrantes y abandina a los suyos, es logico que nos ayudemos entre nosotros.