Domingo, 20 Agosto, 2017

            

El Ayuntamiento, “en la ruina”, cuenta ya con una previsión “realista” del presupuesto para 2017

Las primeras cuentas apuntan que el Consistorio granadino dispondrá de 6 millones de euros menos de ingresos y 15 millones de euros más de gastos respecto a 2015

Fachada del Ayuntamiento de Granada | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

El equipo de Gobierno local envió ayer a los grupos de la oposición el primer documento de trabajo de cara a la elaboración de los presupuestos del Ayuntamiento para el próximo año. Según el concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, se trata más bien de un borrador que muestra “una primera aproximación en los gastos e ingresos para conocer la magnitud del trabajo que tenemos por delante”.

De cualquier modo, Oliver ha anunciado que, pese a las medidas e iniciativas que se sopesen para la elaboración del documento final, el presupuesto que defiende el equipo de Gobierno local va a tener que ser muy “ajustado”. La razón es sencilla: las arcas municipales van a tener que afrontar un 2017 con una previsión de gastos muy por encima de la previsión de ingresos. Eso no es noticia. Que las arcas municipales de Granada se encuentren en una situación delicada es algo que ya se he remarcado varias veces.

Las primeras cuentas echadas por los técnicos del Consistorio sitúan los ingresos en 6 millones de euros menos que los previstos en 2015 y en 15 millones más en el apartado de gastos. “La previsión previa de ingresos es realista”, ha expresado Baldomero Oliver quien ha matizado que en este primer documento “se ha tirado a la baja en los ingresos de cada partida porque algunas estaban infladas”.

DATOS PROVISIONALES

Baldomero ha remarcado que este documento es una aproximación y, por tanto, nada definitivo. “Hay ingresos que aún no se han podido incorporar al texto y que no se sabrán hasta que se aprueben las ordenanzas fiscales”, ha recordado Oliver.

Además, el edil de Economía ha recordado que tampoco están presentes partidas que pueden venir derivadas de otras Administraciones y de otros mecanismos que el Ayuntamiento quiere poner en marcha.

Con la previsión de gastos pasa algo parecido. Hay una aproximación, pero el Consistorio granadino puede estar sujeto a más ‘sorpresas’ que hagan necesario sacar dinero extra de las arcas.
De cualquier modo, y sin tener en cuenta imprevistos, el Ayuntamiento ya sabe perfectamente que tiene que afrontar un gasto real de 15 millones de euros más que en 2015.

Estos 15 millones extras, que elevan a 278 millones de euros la previsión de gastos, irán destinados a abonar el 50% de la paga extraordinaria a funcionarios (que se debe de 2012) y a pagar la subida salarial del 1% de los funcionarios (acordada para que empiece su desembolso en 2017). Un total de 11,5 millones de euros irán a cubrir las amortizaciones y 14 millones a “pagar el desastre de la LAC”, ha detallado Baldomero Oliver.

“Estamos en la ruina”, ha asegurado Baldomero Oliver, “y llevo diciéndolo cinco años”. “Si hemos llegado a esto es porque, desde 2012, el anterior equipo de Gobierno local no aplicó un plan de ajuste que hubiese dado resultados mejores. Nos toca meterle mano ahora a un asunto complicado”, ha lamentado el responsable de Economía en el Ayuntamiento.

MEDIDAS: MULTAS Y CONTRATOS

Uno de los fondos a través de los cuales las arcas municipales consiguen ingresos son las multas de tráfico. Según el edil de Economía, lo que se refleja en el documento que se discutirá responde al “criterio de recaudación efectiva”. De este modo, la previsión que se ha hecho para este año a través de la recaudación derivada por las multas de tráfico se sitúa en 6,5 millones de euros, casi la mitad que lo previsto en 2015, y que no se consiguió porque muchas de las multas que se pusieron en Granada fueron a extranjeros o personas de otras provincias, “y no se han llegado a cobrar”.

En ese sentido, Baldomero ha anunciado que se va a mejorar la gestión para cobrar esas sanciones.

Otro de los puntos donde el Consistorio puede ‘rascar’ para conseguir ver reducidos los gastos es en el apartado de los contratos. El equipo de Gobierno local considera que si se revisaran, uno a uno, estos contratos “se podrían ahorrar cerca de 4 millones de euros porque muchos de ellos no se han ajustado a lo que estrictamente ponía en el pliego de condiciones”, ha explicado Baldomero Oliver.

Por último, Baldomero Oliver ha puesto febrero de 2017 como posible horizonte para conseguir elaborar y aprobar unos presupuestos realistas y consensuados con el resto de grupos municipales. Antes deben aprobarse de manera definitiva las ordenanzas fiscales, con el 30 de diciembre como fecha tope y con advertencias de la oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *