Sábado, 25 Marzo, 2017

El Ayuntamiento destina 300.000 euros anuales para ayudar a niños en exclusión social y sus familias

Este programa se sustenta con ayuda de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía

Fachada del ayuntamiento de Granada| Foto: archivoGD
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Granada ha destinado durante 2015 una cantidad de 300.000 euros para ayudar a niños en exclusión y a sus familias a través de los equipos de tratamiento a familias con menores.

En una nota, el Consistorio ha informado de que los Servicios Sociales Municipales tienen encomendada la detección y ayuda de las familias que, por circunstancias sociales, educativas o emocionales tienen especiales dificultades para afrontar la correcta atención a sus hijos.

El concejal de Bienestar Social, Fernando Egea, ha explicado que, por este motivo, “hace más de 14 años, el Ayuntamiento puso en marcha los Equipos de Tratamiento Familiar con Menores, que desarrollan un programa especializado dirigido a aquellas familias que por razones de diversa índole tienen problemas para afrontar el cuidado y la protección adecuada de sus hijos”.

 “Este programa pretende evitar que sea necesario separar al menor de su familia para protegerlo de su situación familiar y promover el retorno a la familias de los menores a los que ha sido necesario separar del núcleo familiar, y que están tutelados por la administración, si se da una mejora de las circunstancias familiares y las capacidades parentales”, ha agregado.

El Ayuntamiento de Granada sustenta este programa con ayuda de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía, pero, según Egea, “la aportación autonómica ha ido disminuyendo de 302.000 euros a 266.000 euros, mientras que el Consistorio granadino ha ido aportando cada vez más presupuesto a este proyecto, llegando hasta los 300.000 euros que se aportan en la actualidad para compensar las disminuciones presupuestarias de la Junta de Andalucía”.

Así, Egea ha explicado que, durante el año 2015, los tres Equipos de Tratamiento Familiar de los que dispone el Ayuntamiento, formados por trabajadores sociales, psicólogos y educadores, y que trabajan en coordinación con Servicios Sociales Comunitarios de los ocho distritos de la ciudad, han tratado a 86 familias, lo que supone un aumento de ocho familias respecto a 2014 y 170 menores, nueve más que el año pasado.

El concejal ha afirmado que las atenciones son mayoritariamente por casos de maltrato producido por los progenitores, y que sólo el 23,33 por ciento de las intervenciones tiene una duración inferior a los seis meses, ya que la mayoría de los tratamientos se prolongan entre los siete y los 24 meses.

Egea ha asegurado que los aspectos más positivos de este programa son un mejor conocimiento de las problemáticas familiares, mejor concienciación y motivación de las familias, disminución de factores de riesgo y potenciar la protección dentro del núcleo familiar o facilitar las estrategias e instrumentos que permitan mejorar las capacidades educativas y el desempeño de las funciones parentales.

El edil ha querido destacar que desde los Servicios Sociales Municipales se ha intervenido en el proceso de educación de los niños a través del Programa Aprender Juntos Crecer en Familia, un proyecto de intervención grupal con algunas familias y sus hijos, basado en la parentalidad positiva y con metodología experiencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *