Martes, 28 Marzo, 2017

El Ayuntamiento de Pinos Puente aprueba una moción contra la LAC

Se exige al Ayuntamiento de Granada la recuperación de los emplazamientos de las paradas metropolitanas donde estaban antes de la puesta en marcha del Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Foto: Archivo


image_print

El Ayuntamiento de Pinos Puente aprobó en el pleno extraordinario, que celebró ayer, una moción en la que se exige al Ayuntamiento de Granada una solución inmediata que pase por la recuperación de los emplazamientos de las paradas metropolitanas en los lugares donde estaban antes de la puesta en marcha del Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Además se reclama la apertura de un verdadero proceso participado y transparente que permita arbitrar la mejor solución, desde un punto de vista metropolitano para conjugar el transporte de los municipios más cercanos a la capital y el de Granada.

La propuesta, a iniciativa del grupo municipal socialista, contó con los votos a favor del IU y los votos en contra del grupo popular.

Tal y como recoge la moción, la puesta en marcha durante el pasado mes de junio del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible, por parte del Ayuntamiento de Granada, ha supuesto la generación de un auténtico caos en la movilidad de la capital que afecta también a los municipios del área metropolitana, ya que la implantación de la Línea de Alta Capacidad (LAC), ha supuesto la modificación de las paradas de los autobuses metropolitanos y toda una correlación de cambios de paradas, trayectos y trasbordos que han perjudicado la calidad del servicio que han recibido los usuarios.

En este sentido desde el Ayuntamiento de Pinos Puente se han recogido 2.000 firmas pidiendo la reposición de las paradas modificadas por la LAC que anteriormente estaban establecidas en la zona de La Caleta. Las paradas afectadas son las de la línea 225, que realiza el trayecto Granada – Pinos Puente, y la línea 226, que realiza el trayecto Granada – Pinos Puente – Zujaira, ambas pertenecientes al Consorcio de Transporte Metropolitano que desde el pasado 28 de junio no pueden efectuar parada ni en ninguno de los sentidos de La Caleta ni en Nuestra Señora de la Salud, obligando a los usuarios a realizar las paradas o en Villajero o en los Jardines universitarios.

El alcalde de Pinos Puente Enrique Medina, explica como el cambio impuesto por el Ayuntamiento de Granada “le supone importantes dificultades a la ciudadanía del municipio, sobre todo a los menores, personas mayores o con minusvalía e incapacidad a la hora de acudir a centros hospitalarios, educativos o para realizar cualquier tipo de actividad en la capital desde las nuevas paradas, por eso consideramos que se comete una gran injusticia”

Continúa la moción asegurando que no se puede tratar a la ciudadanía como meros conejillos de indias poniendo en marcha un sistema de transporte público en verano, de prisa y corriendo, sin pruebas reales, en permanente ajuste y correcciones sobre la marcha, pero con los usuarios dentro del autobús, y sin tener en cuenta las implicaciones metropolitanas de un proyecto de tal envergadura. Simplemente porque los desplazamientos que necesitamos en nuestra vida diaria no están en pruebas, son reales además de imprescindibles.

No es la manera de tratar a los ciudadanos en una sociedad moderna. El transporte es un servicio básico que se debe prestar en condiciones de igualdad y asegurando unos mínimos imprescindibles. No es de recibo que las personas mayores no puedan acceder directamente a los servicios sanitarios; tampoco lo es que se condene a las personas con discapacidad a un verdadero calvario de trasbordos. Y menos aún lo es el castigar a las personas que se nos acercan de los municipios cercanos a un peregrinar sin fin, en busca del comercio o del servicio requerido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *