Jueves, 30 Marzo, 2017

El ayuntamiento de Granada, la Federación de Comercio y la Junta Arbitral de Consumo firman un convenio de colaboración

Bajo el lema “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”, se quiere favorecer la relación entre consumidor y comerciante mediante la mediación y el arbitraje

Representantes de las tres instituciones en la firma del acuerdo
Gabinete


image_print

El ayuntamiento de Granada, en virtud de las competencias que le atribuye la Ley de Bases de Régimen Local en materia de Defensa de los Consumidores y Usuarios, ha impulsado la creación de órganos de participación, asesoramiento y apoyo para favorecer la protección de los consumidores y el desarrollo  de las actividades en materia de consumo. Destacan la Oficina  Municipal de Información al Consumidor (OMIC) y la Junta Arbitral Municipal de Consumo de Granada, que tiene entre sus funciones la participación, formación, información, ayuda y orientación a los consumidores y usuarios para el adecuado ejercicio de sus derechos y a los agentes económicos que ponen en el mercado sus productos.

La Federación Provincial de Comercio de Granada es una entidad sin ánimo de lucro de carácter sectorial, creada para impulsar, apoyar, estimula e informar a las asociaciones y empresas del sector comercial de Granada, tanto en la gestión empresarial como en su formación; representar y defender los intereses de sus asociados y colaborar y participar institucionalmente con los organismos públicos para la gestión de programas que repercutan favorablemente en los mismos. Consciente de la complejidad de la normativa y procedimientos en materia de consumo, pretende darla a conocer y facilitar su aplicación entre sus asociados para favorecer la protección de los consumidores y usuarios.

FINES DEL CONVENIO

El convenio que se firma trata de fomentar entre los empresarios las vías de resolución extrajudicial de conflictos en materia de consumo: la mediación y el arbitraje.

Tanto la mediación como el arbitraje, favorecen la confianza entre consumidores o usuarios y empresas, evitan pleitos largos y costosos, son gratuitos para ambas partes y son rápidos. La resolución del arbitraje (llamado laudo) es de obligado cumplimiento para las parte. En palabras de Telesfora Ruíz Rodríguez, concejal de Medio Ambiente, Licencias, Salud y Consumo, “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”. Son muchos los beneficios de utilizar la mediación y el arbitraje, pues conllevan:

-Facilitar que se establezca una nueva etapa de relación entre las partes del conflicto.

-Aumentar el respeto y la confianza de las mismas, no solo entre ellas, son con la Administración.

-Corregir las percepciones e informaciones falsas o erróneas que puedan tener las partes respecto al conflicto y/o entre los implicados en éste.

-Crear un marco que facilita la comunicación entre las partes.

-No existen ganadores ni perdedores, toso se benefician de los acuerdos logrados.

-Evitar que las relaciones personales y comerciales se deterioren.

-Generar confianza en el consumidor y un trato cercano de éste con la Administración.

-Generar confianza en el empresario o profesional.

-Ahorro en recursos humanos y económicos

La Sección municipal de consumo mantiene una estrecha colaboración con el sector empresarial y, gracias a la plena integración de la mediación y el arbitraje, se convierte así en un espacio de comunicación entre las partes, lo que permite un restablecimiento de las relaciones comerciales, una recuperación de la confianza en el mercado y en el entramado empresarial.

En la actualidad, 712 empresas de ámbito granadino, se encuentran adheridas al Sistema Arbitral de Consumo mediante la firma de una oferta pública de adhesión y unas 60.000 a nivel nacional. Cabe destacar que de las 1.607 reclamaciones tramitadas en la Sección de Consumo del Ayuntamiento de Granada, el 52,3% fueron resueltas por la unidad de mediación. Por tipo de sectores, los Bienes y la Alimentación representan el 22% de las reclamaciones presentadas (correspondiendo el 52% a los suministros y el 23% a los servicios). Son los primeros los que más directamente están relacionados con el sector del comercio y sobre ellos se desea incidir para reducir las reclamaciones y aumentar las mediaciones y el arbitraje.

En cuanto al arbitraje, se han resuelto 151 solicitudes, de las cuales 70 han tenido resultado de mediación positiva, y se ha emitido 59 laudos arbitrales.

En el año 2013, la Junta de Andalucía concedió a la Sección de Consumo municipal, a propuesta de la Federación Provincial de Comercio, el “Premio C” de consumo por su labor en la resolución alternativa de conflictos por la vía de la mediación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *