Viernes, 24 Marzo, 2017

El Ayuntamiento de Granada estudia adherirse a la querella contra el secretario de la Fundación García Lorca

El Patronato de la Fundación García Lorca informó este martes del cese de su secretario, Juan Tomás Martín, así como la revocación de sus poderes.

Juan García Montero durante una comparecencia ante la prensa


image_print

El Ayuntamiento de Granada estudia, a través de su gabinete jurídico, la posibilidad de adherirse a la querella que la presidenta de la Fundación Federico García Lorca, Laura García Lorca, ha presentado contra el secretario de la institución por posible falsedad documental y apropiación indebida.

Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas el concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, que ha indicado que la propia Fundación invitó a sus patronos instituciones –entre los que se encuentra, además del Ayuntamiento de Granada, la Junta de Andalucía, la Residencia de Estudiantes y la Universidad de Granada– a sumarse a esa querella contra Juan Tomás Martín.

“Yo he recibido la querella y la voy a trasladar a los servicios jurídicos y no descartamos adherirnos, siempre que se le dé el visto bueno de las asesorías jurídicas correspondientes y con el consenso de todas las instituciones”, ha mantenido García Montero.

Además, sobre la situación del Centro Lorca, y tras la reunión que el Consorcio mantuvo este martes en Madrid, el concejal se ha remitido al comunicado enviado por las instituciones, y ha confiado en que este espacio, que albergará en Granada el legado del poeta, pueda abrirse “en el menor tiempo posible”. “Lamentamos las circunstancias en la Fundación que han derivado en la denuncia al secretario por un uso no razonable del dinero que la propia Fundación disponía para el centro”, ha incidido.

Precisamente, el Patronato de la Fundación García Lorca informó este martes del cese de su secretario, Juan Tomás Martín, así como la revocación de sus poderes.

La Fundación, que se reunió también este martes para analizar las cuentas después de que la sobrina del poeta y presidenta de la institución denunciara a Martín por un posible falsedad documental y apropiación indebida, también garantizó que investigará “en profundidad” todas las irregularidades que se han localizado en las cuentas de la institución.

La Fundación tiene una deuda de 12 millones de euros sin pagar o justificar a, entre otros, Ferrovial, la constructora del centro que rendirá homenaje a la memoria del poeta, que ya está terminado y que esta empresa se niega a entregar por la deuda; y al Ministerio de Cultura, que reclama 1,7 millones de euros por las subvenciones nominativas concedidas para el espacio de la Plaza de la Romanilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *