Sábado, 27 Mayo, 2017

El Ayuntamiento de Granada aumenta en 143 las personas mayores que recibieron ayuda en 2015

Actualmente se atiende en este servicio municipal de ayuda a domicilio a 1.168 personas

Foto: archivo
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Granada ha aumentado en 143 las personas mayores que se beneficiaron a lo largo del pasado año 2015 de los servicios que presta a través del Área de Familia, Bienestar Social e Igualdad, Educación y Juventud, de atención en los domicilios a personas “con  dificultades de autonomía y limitaciones para realizar las tareas de la vida cotidiana”, a quienes también se les facilita comida a domicilio en aquellos casos en que no pueden prepararla por sí mismos debido a limitaciones de movilidad.

En una nota, el Ayuntamiento de Granada ha precisado este domingo, que, de estas nuevas 143 personas atendidas en el 2015, 30 han  necesitado también el servicio municipal de comida a domicilio, así como también ha señalado que 38 eran casos que por su situación de riesgo necesitaban un recurso de atención de forma urgente. Entre ayuda y comida a domicilio se atienden a 1.700 usuarios, y en 2016 ya se han dado 60 nuevas altas.

Actualmente se atiende en este servicio municipal de ayuda domicilio a 1.168 personas, y, de ellas, también se les entrega comida a domicilio a 479 personas. Según resalta el Consistorio, el número de personas beneficiarias no sólo no ha descendido durante todos los años anteriores, sino que ha aumentado el tiempo de atención, y esto es “el dato más significativo y que pone realmente de manifiesto el incremento de estos servicios de ayuda a domicilio que presta el Ayuntamiento de Granada”.

Respecto a las tareas que se prestan, figuran de apoyo y atención  personal, como ayuda para aseo e higiene personal, vestirse y desvestirse, levantarse y acostarse, apoyo en situaciones de incontinencia, a la movilidad dentro del hogar, ayuda para dar de comer o beber y control de tratamientos médicos en coordinación con los servicios sanitarios.

Asimismo, también reciben atención doméstica, como compra y preparación de alimentos, lavado y planchado de ropa, limpieza cotidiana y general de la vivienda y pequeñas reparaciones domésticas. Asimismo, se prestan servicios de acompañamiento dentro y fuera del domicilio para realizar gestiones o acompañar a consultas o pruebas médicas, retirar medicación prescrita de farmacias, así como cualquier otra actividad que no puedan realizar por sí solos.

A través de este servicio se da cobertura a una amplia gama de  atenciones, teniendo en cuenta las necesidades de estas personas que son determinadas por los técnicos municipales, trabajadores sociales que visitan y entrevistan a estas personas y valoran sus necesidades, teniendo en cuenta su situación socioeconómica y familiar y su estado de salud.

Si bien las que reciben los servicios son las beneficiarias directas, en casos de más convivientes en los núcleos familiares estos se convierten en “beneficiarios indirectos por el apoyo que reciben en la atención y cuidados de las personas con problemas de autonomía y al mejorar las condiciones del hogar”.

Según el Ayuntamiento, “se ha logrado un aumento de servicios con una gestión adecuada, con la finalidad de que las atenciones que se prestan den respuesta a las necesidades reales de las personas y sean los recursos adecuados en su situación”. De la misma forma, se ha incidido “en el seguimiento y control de los servicios prestados y en  la calidad en los mismos”.

Desde el Consistorio se resalta que el mantenimiento de estos servicios municipales ha supuesto un “importante esfuerzo económico”. El presupuesto municipal anual destinado a la cobertura de estos servicios es de casi cuatro millones de euros, cantidad que se desglosa en 3.306.000 euros en servicios de ayuda a domicilio y 646.014 euros para el servicio de comidas a domicilio para personas con limitaciones de autonomía.

El continuo incremento de solicitudes de servicios municipales viene “determinado actualmente por los retrasos en las tramitaciones de la Dependencia”, según apostilla el Ayuntamiento, que indica que, mientras “los servicios municipales no dejan de incrementarse, los de la Junta se han ido reduciendo”.

Según el Ayuntamiento, “durante un periodo de dos años (junio 2012- julio 2014) se han paralizado los servicios domiciliarios de la Junta a través de la ley de dependencia; si bien en julio de 2014 se volvieron a iniciar las resoluciones de concesión de servicios (que incluso llevaban años esperando) el ritmo de crecimiento y las horas concedidas no dan respuesta a las necesidades de la población ni repercuten en los servicios municipales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *