Martes, 22 Agosto, 2017

            

El Ayuntamiento considera “imprescindible” realizar un plan de saneamiento para eludir “otros presupuestos prorrogados”

Esta medida debería debatirse con el resto de grupos políticos para conocer si es necesario realizar una subida de los impuestos

Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, ha mostrado la necesidad de que la institución se acoja a un plan de saneamiento que ha planteado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para que les permita contar con tres años más de carencia de las amortizaciones del préstamo del Plan de Pago a Proveedores, lo que considera “imprescindible” y que puede suponer “un respiro para llevar a cabo los ajustes que necesitamos”.

Tal y como Oliver ha destacado, de la puesta en marcha de esta iniciativa dependerá que el próximo 2017 no cuenten con otros presupuestos prorrogados, con lo que “habremos perdido un año más”, pues, según ha señalado, sin este aspecto no pueden abordar de forma definitiva la consecución de las cuentas económicas.

Esta medida debería contar con un debate en profundidad con el resto de grupos políticos para conocer si es necesario realizar una subida de los impuestos o los recortes en la economía municipal.

Con esta propuesta del Ministerio, según las palabras de Oliver, se podría “absorber” el remanente negativo de Tesorería con el que cuenta el Ayuntamiento, situado en 61,8 millones de euros en negativo.

Asimismo, el edil ha declarado “abierto” el debate sobre la posible subida de impuestos locales, que deberá centrarse en “cuánto y para qué”.

De igual modo, el poder contar con ese primer borrador de presupuestos estaría también condicionado por una sentencia judicial que da la razón a la empresa Rober, concesionaria del servicio de autobuses municipales, sobre su asignación de 2015 que obligaría a incorporar unos 3 millones de euros al capítulo de gastos los cuales “vienen como una losa por una mala decisión que en 2015 se adoptó”, además de por la falta de Presupuestos Generales que impide saber qué correspondería al Ayuntamiento de Granada en concepto de participación en los impuestos del Estado.

Sobre estas “incógnitas”, Baldomero Oliver ha indicado que “despejarlas va a significar que vaya a haber o no presupuesto” para 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *