Sábado, 18 Agosto, 2018

            

El Ayuntamiento colabora con Cruz Roja para facilitar la integración de los refugiados sirios en Granada

El alcalde y la concejala de Servicios Sociales han mantenido una reunión de trabajo con el presidente de la ONG para establecer un protocolo de actuación

Paco Cuenca junto al presidente de Cruz Roja Granada, Francisco Escribano, la concejala de Derechos Socilaes, Jemi Sánchez, y la edil de 'Vamos, Granada', Pilar Rivas | Foto: Asun Rodríguez
Gabinete


image_print

El Ayuntamiento de Granada, a través del área de Derechos Sociales, ha ofrecido a Cruz Roja “toda la colaboración posible” para facilitar la integración de las personas refugiadas sirios que llegan a nuestra ciudad, según ha manifestado el alcalde, Francisco Cuenca, quien ha alabado la “tarea imprescindible” que realiza esta ONG.

Con la finalidad de trabajar coordinadamente y establecer un protocolo de actuaciones, el alcalde, Francisco Cuenca, y la concejala de Derechos Sociales, Educación y Accesibilidad, Jemi Sánchez, han mantenido esta mañana una reunión de trabajo con el presidente de Cruz Roja de Granada, Francisco Escribano, y otros miembros de su equipo técnico.

“Atendemos así a un compromiso que tiene la ciudad de Granada con las personas son desplazados de su tierra, y que en este caso llegan de Siria”, ha explicado Cuenca, “y en coordinación con Cruz Roja veremos qué tipo de herramientas puede poner el Ayuntamiento a su disposición para facilitar su inserción en una sociedad distinta que, entre otras cosas, requiere una vivienda, formación e integración en el mundo laboral”.

Tras recordar el 27 de septiembre de 2015 el Pleno aprobó una moción en la que se declaraba Granada como ‘ciudad refugio’, el alcalde ha señalado que en la actualidad el número de refugiados procedentes de Siria es de 16, que han sido acogidos por Cruz Roja.

Por su parte, el presidente de la ONG, Francisco Escribano, ha explicado que la ayuda a los refugiados por parte Cruz Roja se lleva a cabo en tres fases, un primer de acogida, otra posterior integración y una última en la que se presupone la autonomía suficiente y sólo precisan apoyos puntuales.

Así, en la primera fase, que tiene una duración aproximada de seis meses, se alojan en un albergue de la Junta de Andalucía y Cruz Roja se centra en cubrir las necesidades más básicas y urgentes. Conocerán la normativa que regula la situación de los refugiados en España, recibirán asesoramiento legal, atención médica y psicológica e información sobre el programa de acogida,
En el marco de la segunda fase, de inserción y acompañamiento, se tratará de promover el desarrollo autónomo de los refugiados, de tal forma que puedan buscar una residencia y trabajo. En esta fase, se iniciará la actuación integral por parte del Ayuntamiento en coordinación con Cruz Roja, si bien los seis primeros meses, los Servicios Sociales comenzarán a poner las mimbres para que esta realidad sea efectiva.
Ya en el último de los estadios, la inserción y plena autonomía es más clara partiendo de una vivienda, formación y trabajo, entre otras cosas.
Según ha concluido el alcalde, se trata de poner a disposición de los refugiados aquello que la ciudad pueda ofrecer para lograr su calidad de vida y bienestar durante el tiempo que permanezcan aquí. “Granada es una ciudad solidaria, acogedora, comprometida con las personas que peor lo pasan, con los más vulnerables. Nuestro compromiso ha de orientarse ahora a estas personas que sufren el desarraigo, la incertidumbre, el miedo y el dolor de huir de una guerra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.