Viernes, 28 Julio, 2017

            

El ataque del Granada se muda a la enfermería

Nico López está descartado | El-Arabi, Success y Thiévy están tocados y son duda para la salida a Vallecas

Success, con signos de cansancio en un partido en Los Cármenes, esta temporada, ante la Real Sociedad.


image_print

A un día de jugar contra el Rayo, el Granada CF se ha quedado a cuadros en la zona de ataque. Si el comienzo de temporada dejó mucha tranquilidad en la enfermería, en este momento se ha colapsado la entrada a ella. La veda la abrieron Rubén Pérez y Mainz, además del inédito Musavu King. Los dos primeros arrastraron molestias en los isquios toda la semana pasada. De hecho, fueron duda hasta última hora para jugar contra el Espanyol. El centrocampista andaluz finalmente pudo ser de la partida, al contrario que el capitán nazarí que se quedó en Granada. Por su parte, a Musavu se le diagnosticó una baja de tres semanas. El último en caer esa misma semana fue el uruguayo Nico López, aquejado de un golpe en el dedo gordo del pie.

Sandoval se enfrenta a un problema similar. La diferencia reside en las posiciones de los hombres, todas correspondiente a la zona de ataque rojiblanca. Primero cayó Nico López, casi descartado cien por cien para jugar ante el Rayo. Luego fue El-Arabi, quien tuvo que ser sustituido por Rochina en Cornellà. El delantero marroquí es una pieza importante para Sandoval. Es titular indiscutible para el de Humanes, a pesar de no ser de los más destacados hasta ahora. El-Arabi, claro está, puede ser mucho más importante, como ya lo demostrara con una actuación sublime en el Santiago Bernabéu. Sus competidores aún no le han hecho sombra a pesar de ello. Pugna con un puesto con Thiévy, Nico, incluso Success, aunque éstos tres hayan sido utilizados mucho más en posiciones de banda o mediapunta.

Los últimos en caer han sido Success y Thiévy. El nigeriano preocupa y mucho a todo seguidor del Granada CF. Isaac se ha convertido en el estandarte nazarí, y su ausencia puede dejar coja a una delantera que le cuesta derribar los muros defensivos rivales. Precisamente el africano es la mejor arma ante esta problemática. Su emergente inicio de temporada ha dado un plus al Granada en la banda, desierta las últimas temporadas de un velociraptor que haga temblar las zagas contrarias.

Success aún no está descartado. Se retiró por prudencia tanto miércoles como jueves. En el entrenamiento de hoy se probará con la intención de observar su estado físico. Ese isquio de la pierna izquierda se carga más de lo deseable y puede ser una bomba a punto de explotar. Su importancia le hace ser duda hasta el último momento. De no estar presente en Vallecas sería un duro mazazo para el Granada y Sandoval, aunque perderlo para varias semanas puede significar una ‘hecatombe’ en el territorio nazarí.

Thiévy es el otro delantero tocado del Granada. Durante la semana ha experimentado diversas molestias en uno de sus tobillos, lo que le hizo retirarse antes de terminar el entrenamiento el jueves. El congoleño aún no ha demostrado ni un diez por ciento de lo que puede dar al equipo. Si bien es cierto que los minutos disfrutados no han sido demasiados, cuando ha salido desde el banquillo no ha mejorado al equipo. Ante el Espanyol no pudo estar disponible por la cláusula del miedo, por lo que seguramente estará con ganas de volver a contar para el técnico rojiblanco. Probablemente sea la mejor ocasión para Bifouma de demostrar su implicación y calidad. La posible salida de El-Arabi por la lesión arrastrada durante toda la semana puede hacerle entrar en el equipo según dictamine su físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *