Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El artista Pablo Sycet dona a Granada su colección ‘La bolsa y la vida’, homenaje a José Guerrero

El artista ha recordado que el proyecto 'La bolsa y la vida' se remonta al año 1985 cuando Julio Juste y él estaban becados en Nueva York e hicieron una visita a la casa de José Guerrero

Pablo Sycet | Foto: gabinete
E.P.


image_print

El artista plástico Pablo Sycet ha donado a la provincia de Granada las cien obras que componen la colección del proyecto expositivo ‘La bolsa y la vida‘ con el que homenajeó al pintor granadino José Guerrero en el centenario de su nacimiento que se conmemoró en 2014.

El proyecto se inspiraba en una producción que llevó a cabo Guerrero a finales de los años 60 experimentando con nuevos soportes y técnicas entre los que se encontraba un elemento tan cotidiano en Nueva York como eran las bolsas de papel de los comercios.

Pablo Sycet (Huelva, 1953) transmitió esta idea a una amplia nómina de artistas, tanto nacionales como extranjeros entre los que se encontraban Premios Nacionales de Artes Plásticas como Guillermo Pérez Villalta o Jordi Teixidor y otros nombres de relevancia dentro del mundo del arte como Julio Juste, Jesús Zurita, Joaquín Peña-Toro, Carmen F. Sigler, José Manuel Castro Pietro y el propio Sycet, entre otros.

La diputada provincial de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, ha manifestado, durante la presentación de la donación de la colección este martes, que “se debe a la generosidad del artista, y propietario de la misma, Pablo Sycet, que es pintor, letrista, diseñador gráfico, comisario de exposiciones y artista imprescindible de la generación de los 80, autor de letras para Luz Casal o Fangoria y de portadas de discos para Alaska o Tahures Zurdos”.

Olvido de la Rosa ha señalado que “la intención de la Diputación es incorporar dichas obras a la colección de arte contemporáneo de la institución provincial, elaborar una serie de exposiciones con dichas piezas y ponerlas a disposición de la ciudadanía de la provincia, a través del circuito itinerante de salas municipales y el programa de concertación con los municipios”.

El artista Pablo Sycet ha confesado que “esta donación me sirve para devolver con gratitud la importancia que ha tenido Granada en mi vida, tanto en la profesional como en la emocional”.

“Seguramente yo no sería quien soy, para bien o para mal, y pintaría incluso de otra manera, si no hubiera acabado en los años 70 y 80 dando vueltas y revueltas a la Granada más inquieta que yo recuerdo, y puesto que la ciudad y sus gentes fueron gratas y generosas conmigo y el magisterio de José Guerrero me acompañará mientras viva, este es por tanto un acto de cortesía y de justicia”, ha reconocido.

El artista ha recordado que el proyecto ‘La bolsa y la vida’ se remonta al año 1985 cuando Julio Juste y él estaban becados en Nueva York e hicieron una visita a la casa de José Guerrero; el maestro granadino les enseñó como “rara avis” una serie de obras que él había elaborado 20 años antes a partir de la iconografía cotidiana de las bolsas de papel que entregan en los comercios, que entonces en España eran muy escasas, pero que en Nueva York eran un objeto de uso habitual.

“Para Guerrero aquello fue solo un experimento formal, vinculado al arte pop, que se escapaba un poco de su trayectoria artística”, ha señalado Pablo Sycet.

Dos décadas después de aquella visita, cuando la Diputación de Granada organizó la primera exposición retrospectiva de Pablo Sycet, el artista onubense visitó el Centro Guerrero y compró algunos catálogos y la bolsa que le dieron reproducía una obra de Guerrero diseñada por su amigo Julio Juste, y decidió conservarla y luego, pasado el tiempo, cuando se acercaba el centenario del pintor “se cruzaron en mi memoria todos estos elementos y tomé la iniciativa de poner en marcha una exposición” la cual “aglutinara cien obras de artistas de distintas generaciones y técnicas, y a cada uno de ellos le fui dando a cambio de su obra una obra mía”.

En consecuencia, el hilo conductor de la exposición y más tarde de esta colección, fue la bolsa, utilizada como soporte de papel o plástico, comerciales o no, intervenida por cada artista con total libertad, ofreciendo en su conjunto “un rico abanico de sensaciones”.

La exposición fue programada por la Delegación de Cultura de la Diputación de Granada en enero de 2014 en la Casa Velázquez de Madrid y, posteriormente, en la Sala Alta del Palacio de los Condes de Gabia para cerrar los actos del centenario de José Guerrero (1914 – 1991).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *