Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

El ARN muestra capacidad de suprimir la metástasis del cáncer de mama

MALAT1, un ARN no codificante largo, se había descrito previamente como un promotor de metástasis

Cáncer de mama | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Investigadores del Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, han descubierto que una forma de ARN denominada transcripción del adenocarcinoma de pulmón asociada a metástasis (MALAT1) parece suprimir la metástasis del cáncer de mama en ratones, lo que sugiere una nueva área potencial de investigación terapéutica. Los hallazgos, publicados en la edición digital de este lunes de ‘Nature Genetics’, fueron sorprendentes dado que MALAT1, un ARN no codificante largo (lncRNA), se había descrito previamente como un promotor de metástasis.

“Nuestro estudio de seis años descubrió la función inesperada de supresión de metástasis de MALAT1 a través de enfoques genéticos altamente rigurosos”, explica Li profesor asociado de Oncología de Radiación Experimental e investigador principal del estudio. “Nuestros hallazgos desafían las conclusiones extraídas de estudios anteriores de MALAT1 y sugieren el valor potencial de los agentes terapéuticos dirigidos a una vía celular vinculada a MALAT1. Sin embargo, esto requerirá una investigación clínica adicional”, añade.

El equipo de Ma observó que MALAT1 secuestró e inactivó una proteína conocida como TEAD, un factor de transcripción, que cuando se combina con un “coactivador” llamado YAP, causa la proliferación del cáncer y la progresión metastásica. Los investigadores descubrieron que MALAT1 se une y desactiva TEAD, evitando que se asocie con YAP y dirigiendo los genes a la promoción de la metástasis.

Aunque MALAT1 se había asociado con metástasis, el equipo, utilizando un modelo de ratón transgénico para el cáncer de mama, inactivó el gen MALAT1 sin alterar la expresión de sus genes adyacentes y observó que la inactivación de MALAT1 promovió la metástasis pulmonar, que se revirtió cuando se volvió a introducir MALAT1.

De manera similar, el bloqueo de MALAT1 en células de cáncer de mama humano indujo su capacidad metastásica, que se revirtió con la reintroducción de MALAT1. Además, la sobreexpresión de MALAT1 suprimió la metástasis del cáncer de mama en varios modelos de ratón.

“Tomados en conjunto, nuestro estudio revela la función inesperada de MALAT1 a través de enfoques integrales de detección de genes y rescate genético en múltiples modelos in vivo –destaca Ma–. Estos hallazgos requieren una reevaluación de los esfuerzos en curso para apuntar a MALAT1 como una estrategia terapéutica antimetastásica, y proporcionan un marco general para lograr una mejor comprensión de los ARNnc”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.