Martes, 11 de Diciembre de 2018

            

El antiguo tranvía de Granada, un sueño añorado por los románticos | Vídeo

El pasado 14 de febrero se cumplieron 44 años desde que se decidió desmontar las vías de este histórico medio de transporte

Tranvía que llegaba hasta la Alhambra | Foto: Agraft
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Lo que queda de ellos es escaso. Una placa conmemorativa, un trozo de vía y un poste de electricidad. Son muchos los que no saben ni que existió, pero Granada contó con un medio de trasporte de los que hoy llaman ‘sostenibles’.

Ahora que muchos municipios han solicitado a la Junta de Andalucía la ampliación de la línea del metropolitano, son varios los que se acuerdan de las 13 líneas de las que disponía el antiguo tranvía de Granada, más la que llegaba hasta Güéjar Sierra.

El pasado 14 de febrero, Día de los Enamorados, se cumplieron 44 años desde que se decidió desmontar las vías de este histórico medio de transporte. Parece una fecha elegida adrede, que hace aún más romántico su recuerdo. El último tranvía que quedaba expuesto para hacerse una idea de cómo eran fue calcinado por el vandalismo. “El tranvía nº3 y su remolque 15 fueron quemados mientras estaba expuesto en el Paseo de la Bomba. Sus restos estuvieron abandonados muchos años en un solar de las afueras de Granada, hasta que los rescatamos y hoy permanecen ocultos esperando que, tal vez, algún día pudieran ser reconstruidos”, nos cuenta el presidente de la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft), José Antonio Molina.

Rescate por parte de Agraft del tranvía nº3 | Foto: Agraft

El encanto del antiguo tranvía de Granada era único. Tenía una parada en cada estación, pero en su recorrido urbano “paraba donde la costumbre”, es decir, paradas a la carta, según le viniera al pasajero. Fueron muchas las modificaciones y ampliaciones de obra que se llevaron a cabo, por lo que es difícil imaginar todo el recorrido de las trece líneas que había. Los planos de la época y, otros, desarrollados hoy en día nos permiten hacernos una idea del recorrido.

Plano de la red tranviaria de Granada | Foto: Agraft

Su vida duró 67 años, desde su inauguración en 1904 hasta su conclusión en 1971. Sus años dorados fueron las décadas de los 40 y 50. No podemos contabilizar el número de pasajeros que usaban el transporte público, pero, el diario El Defensor de Granada, publicó el 24 de diciembre de 1907 una crónica sobre la inauguración de la línea cremallera que llegaba hasta la Alhambra donde resaltó que “el número de viajeros que circuló por la línea de cremallera pasó de 2.000”.

Aunque hay que diferenciar entre el tranvía de Granada y el que subía hasta el Charcón. En el mapa no aparece el llamado “Tranvía de Sierra Nevada” ,porque era totalmente independiente de los tranvías de Tranvías Eléctricos de Granada, SA, TEGSA. “Su nombre oficial era el de Ferrocarril Granada-Sierra Nevada y también sufrió muchos avatares hasta que fue incautado por el Estado (Ferrocarriles de Vía Estrecha) y fue clausurado. Llegó hasta el Charcón pero estaba prevista su continuación a cotas superiores. Se construyó a promoción y expensas del Duque de San Pedro de Galatino, don Julio Quesada Cañaveral”, persona que tiene un busto en el Paseo de la Bomba, como nos cuenta Molina.

 

Tranvía que se dirigía hasta Sierra Nevada | Foto: Agraft

Y es que, uno de los proyectos que se estudió tenía 35 kilómetros, arrancaba de Granada y terminaba nada menos que en el pico del Mulhacén. Finalmente, no se llegó a materializar, pero la línea del tranvía de Granada contaba con casi 100 km de recorrido frente a los 16 que tiene el actual metropolitano. Otra cosa era el tiempo que tardara en llegar al lugar de destino. Mientras que el antiguo tranvía no pasaba de los 30km/h en condiciones favorables, el metro puede llegar hasta los 70km/en sus tramos subterráneos.

Para los amantes del tranvía y municipios que quieren que llegue el metropolitano, no sabemos cuánto dinero público se invirtió en la obra. “Dada la ausencia de archivos de TEGSA (fueron destruidos al terminar el servicio de tranvías), no es posible evaluar la inversión, ya que, además, se fue realizando paulatinamente a lo largo del tiempo, al compás de la progresiva expansión de la Compañía”, comenta Molina. Sabemos que el coste total del metro ha sido de 558 millones de euros con sus 16 km de recorrido, por lo que habrá que echar cuentas si queremos que llegue, como antiguamente, a Huétor Vega, Las Gabias o Pinos Puente.

 

Si no puede ver el vídeo haga clic aquí 

 


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Todavia, a mis casi 63 años, recuerdo aquellas excursiones de verano al Charcon en el tranvia de la sierra para bañarnos y refrescsrnos en las numerossd poxad del rio Genil. Muy temprano por la mañana saliamos toda la familia del pueblo, Pulianas, invariablemente se paraba en San Isidro para oir misa y asi “reconfortar el alma”(palabras de mi padre). Proseguiamos hasta la parada del tranvia y sacar lis billetes(nunca tiques). El que suscribe siempre queria ir en la jardinera, a lo que mis padres siempre se negaban. El viaje, para un “chaveilla” de 9 o 10 años era tods una odisea; una aventura que permanece indeleble en mi memoria. Los paisajes del recorrido, las gentes que subian y bajaban, los sustos de mi madre al pasar por aquellos puentes imposibles, y luego el rio, su agua helada, la fronda de su ribera, los juegos, las escapadas de mis hermanos con sus novias/os. Todo aquello desaparecido por creer que el tranvia era algo viejo, una antigualla, un anacronismo. Triste, que triste que lo mejor de Granada venga a desaparecer.

  2. Personalmente yo añoro muchísimo ese tranvía y el recorrido. Hace 61 años bajaba todos los días desde la Central Eléctrica del Castillo (las Veguetas) a Granada, al instituto. Hasta que en el año 1961 se jubiló mi padre y nos bajamos a vivir a la Lancha.
    El vídeo está muy bien, aunque no hace el recorrido contínuo (intercala algún tramo que debía ir antes). Faltan algunos sitios muy interesantes como es la Cueva del Diablo dentro de un túnel, y algún puente interesante mas.
    También dice que el final del tranvía era El Carcón, y no es así, el final era en el Barranco de San Juan, que está mas de un kilómetro mas arriba.