Domingo, 21 Enero, 2018

            

El alumnado de la Escuela Oficial de Idiomas entrega por escrito sus peticiones a la Delegación de Educación de la Junta

El documento, que ha sido firmado por más de 50 alumnos, recoge las quejas suscitadas con la reubicación de la sede y solicita una reunión con Germán González

Luis Pardo y Rosa Rodríguez muestran el documento con las firmas de los alumnos | Foto: Chema Ruiz
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

La indignación del alumnado de la Escuela Oficial de Idiomas de Granada (EOI) ha llegado hasta la Delegación de Educación de la Junta. Allí han presentado esta mañana un escrito que recoge las quejas ante los problemas generados por la actual sede de la escuela, el colegio Arrayanes, que está situado en la zona Norte, y la petición de un nuevo traslado a un edificio que cumpla las condiciones que exigen.

El documento, escrito por la representante del alumnado en el Consejo Escolar de la EOI, Francisca Moya, ha sido entregado al delegado provincial de la Consejería de Educación en Granada, Germán González, con más de medio centenar de firmas de alumnos de la escuela.

Con este documento, el alumnado de la EOI, promotor de las reclamaciones, quiere “trasladarle las enormes deficiencias que tiene el edificio al que fue trasladada este verano la escuela, más los problemas que estamos sufriendo”, tal y como recoge el mismo.

¿QUÉ PIDEN?

Las protestas van dirigidas en tres direcciones, según ha explicado el portavoz del alumnado, Luis Pardo. En primer lugar, señalan que las instalaciones del edificio Arrayanes, lugar donde se ubica la EOI, no cumple unos requisitos mínimos para el desarrollo de las clases. En segundo lugar, afirman que el servicio de transporte público “es de una frecuencia bastante baja”. Por último, y como “detonante” de las protestas, los conflictos y problemas de seguridad que han tenido lugar.

“Llevamos unas 20 agresiones”, apunta Rosa Rodríguez, miembro del Consejo Escolar, en las que incluye acciones como insultos o robos de motos. Aunque, tal y como aclara, “la gota que ha colmado el vaso” ha sido el robo de un coche de una alumna que, posteriormente, fue utilizado para atracar una gasolinera en Jun. Los alumnos han expresado que “sienten miedo” y cierta “inseguridad”, y han calificado la localización de la escuela como “zona peligrosa”. Una de las alumnas afirma que suele escuchar gritos que hacen alusión a una ‘invasión’ de la EOI, a lo que añade que “parecemos unos colonizadores”.

Pese a sus reclamaciones, los alumnos de la EOI no quieren criminalizar a este barrio granadino puesto que, según han indicado, no se puede generalizar. Además, aseguran que los vecinos de esta zona también salen ‘perjudicados’ dado que muchos alumnos aparcan en la zona, y eso ha conllevado a menos plazas de aparcamiento para las personas que viven en este barrio.

Son estas las razones que llevan a la EOI a solicitar una reunión con Germán González, al que reclaman “que tenga conciencia”. Según refleja el escrito presentado, y como declaran los portavoces del alumnado, ya se solicitó el año pasado la elección de otra sede para la EOI, ya que “el edificio elegido no era adecuado para la enseñanza de idiomas, ni para ser la sede del único equipamiento educativo de enseñanza de idiomas público de esta ciudad y de su área metropolitana”.

En referencia a este traslado, Rosa Rodríguez ha apuntado que “Germán González nos trasladó a la zona Norte para que la EOI le diera prestigio, pero lo que está ocurriendo es que la EOI se está desprestigiando”.

“Se requiere un traslado, no se quiere que se mejoren las aulas”, han aclarado varios alumnos, que, además, no entienden por qué deben ser ellos los que busquen un edificio al que ser trasladados. En este aspecto, afirman no tener preferencias y piden “un traslado inmediato a un edificio mejor comunicado y, sobre todo, que tenga unas características adecuadas a una EOI”, aunque sí señalan la zona de su anterior ubicación, en la Avenida de Francisco Ayala, y la propia sede de la Junta como buenas localizaciones para el traslado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *