Martes, 22 Agosto, 2017

            

El Alhambra Sound Festival 2014 supera sus expectativas y consigue reunir a 14.000 asistentes (Vídeo)

La tercera edición del Alhambra Sound Festival fue un éxito rotundo, tanto en lo relativo a música, como en organización y aspectos logísticos. El público, mayoritariamente universitario, celebró el fin de exámenes de la mejor manera posible, en un evento a priori amenazado con la probabilidad de lluvia

Imagen: Yolanda Leyva


image_print

EL CARTEL

Desde las 14:00 hasta las 02:00 horas, se pudo disfrutar, alternadas en dos escenarios, de las actuaciones de Genérica, Sexy Cebras, Neuman, Napoleón Solo, Full, Jero Romero, León Benavente, Izal, Second, Vetusta Morla, Kakkmaddafakka, Lori Meyers, The Zombie Kids, Elyella DJS y Dani Less.

EL MOMENTO ÁLGIDO

Al borde de las 21:30 horas, cuando el recinto había alcanzado su máxima ocupación, era el turno de la banda de la que más se esperaba con diferencia. Pucho, el líder de Vetusta Morla, ingresó en el escenario antes que sus compañeros, encargándose personalmente del preludio de percusión que da paso a “La deriva”, tema que abre y titula su último disco. Después vinieron otros temas de este trabajo, tales como “Fuego” y “Golpe maestro”, que va camino de convertirse en un himno para la gente joven –y no tan joven- ante todo lo que está ocurriendo últimamente en este país (“…Cambiaron paz por deudas… Fue un golpe maestro dejarnos sin ganas de vencer…”).

En cualquier caso, nada importaba ayer, salvo la música. Los madrileños se dejaron la piel en su actuación, teniendo tiempo, además, de repasar sus anteriores álbumes con clásicos como “Sálvese quien pueda”, “Un día en el mundo”, “Valiente”, una versión más intimista de “Copenhague” (con David “el Indio” en primer plano, y a cargo de una percusión más liviana), “Maldita dulzura”, “Lo que te hace grande”, “Los días raros” o “Mapas”.

La actuación culminó con un especial discurso de despedida de Pucho; hablando algunas palabras, cantando e incluso declamando otras, puso de manifiesto que esta banda está atenta a la realidad social, disconforme con ella, y dispuesta a contribuir desde su rol para cambiarla (“…Hay esperanza en la deriva… Hay derivas sociales, económicas, monárquicas… Todo está en vuestra mano… Sois el potencial…”). Sublime.

DE VUELTA A CASA

Especialmente emotiva fue la intervención de Lori Meyers, en las postrimerías del evento. Granada los echaba de menos; de hecho, tras la primera canción, su vocalista, Noni, se dirigió al público con un cariñoso “¡Cuánto tiempo!”

En el décimo aniversario de su ópera prima, “Viaje de Estudios”, puesto que la ocasión lo merecía, ofrecieron un show más bien orientado a volver la vista atrás hacia todo lo que han significado estos diez años de trayectoria. Gran parte del concierto se compuso de los temas estrella de anteriores discos;  entre otros, “Dilema”, “Tokyo ya no nos quiere”, “Mi realidad”, “Luces de neón”, “Alta fidelidad”, “Luciérnagas y mariposas” o “Religión”.

Cuando parecía que la actuación se desarrollaría sin mayor sorpresa, la cantante y compositora malagueña Anni B Sweet entró en escena, prestando su inestimable colaboración, al teclado y a la voz, en la pieza “El tiempo pasará”, integrante de “Impronta”, último álbum de los granadinos.

Sin embargo, la canción que desató el éxtasis unánime y que hizo al público saltar y cantar como si de una sola persona se tratase fue sin duda “Emborracharme”. Era de esperar. Los fans, mayoritariamente universitarios situados en la franja de edad entre los dieciocho y los veinticuatro años, ven reflejadas en una letra desenfadada de más muchas de sus vivencias habituales (“…Beber hasta emborracharme, hasta caer rendido… Y la resaca que ahora tengo me impide llamarte… No va el WhatsApp… No carga el video…”), acompañadas de una melodía fácil de acordes sencillos. Sin ser su mejor tema, ni mucho menos el mejor del festival, lo cierto es que, probablemente, hizo vibrar el recinto como ningún otro de la jornada.

REVOLUCIÓN

En la otra cara de la moneda, con valores y mensajes diametralmente opuestos al hedonismo postadolescente, sobre las 18:30 horas, León Benavente dio buena muestra de su proyecto musical, cargado de subversión e incitación a la reflexión y al inconformismo desde el propio título de cada canción hasta el último acorde. No tienen desperdicio, en este sentido, “Revolución”, “Todos contra todos(“…Unos hacen las reformas sin consultar con el resto; otros reforman su casa con lo que sacan de impuestos… Se acumulan las mentiras, y ya nadie está contento…”), “Ánimo Valiente”, o la versión “Europa ha muerto”, interpretada de modo magistral.

Fue interesante ver cómo la franja de edad del público que asistió a este concierto aumento hasta una media de cuarenta años, y la despedida del vocalista, que gritó antes de irse un oportuno “¡Viva Morente!”.

CONSOLIDACIÓN

Esta última edición del evento ha puesto de manifiesto con creces que se trata de una propuesta musical que, sin lugar a dudas, gozará de vocación de permanencia en lo sucesivo en el panorama nacional.

RECTIFICACIÓN

En el subtitulo de la crónica se asegura que la organización  y los aspectos logísticos del concierto fueron un “éxito rotundo”, algo que, a la luz de los comentarios que nos han hecho llegar los lectores, no podemos afirmar. Desde este medio se pide disculpas por esa aseveración y se hace notar el evidente malestar de los asistentes al festival con respecto a la organización de dicho evento.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Creo que para escribir el artículo, deberías de haber estado allí.. y por lo que cuentas ni siquiera te asomaste. La organización fue un desastre, el número de asistentes era muy superior al espacio habilitado, entre escenario y escenario un pasillo infernal, wc’s insuficientes…Suerte tuviemos que no pasó un Madrid Arena y tú no ayudas contando mentiras. Un poco de integridad, por favor.

  2. ALHAMBRA SOUND ES UNA VERGÜENZA
    Parece ser que el que firma esta crónica, no estaba en el festival o no ha enterado bien de la película.
    El Alhambra Sound ha sido un éxito si, pero ECONÓMICO , porque lo que han hecho los organizadores desde que pusieron las entradas a la venta hace ya unos meses ha sido JUGAR AL ENGAÑO con las entradas, horarios, aperturas de puertas, etc., para así obtener un MAYOR BENEFICIO ECONÓMICO.
    Han vendido entradas VIP en las que se LEÍAN distintas condiciones de barras libres, cervezas a mitad de precio y otros beneficios, lo cual pude comprobar durante la espera 30 min. que tuve que soportar para que me pusieran la pulsera VIP, mientras me perdía este tiempo de barra libre a la que tenía derecho de 2 a 4 de la tarde y el concierto de Neuman. Después comprobamos que otra de las supuestas ventajas de los VIP también era FALSA, ya que la cerveza no estaba a mitad de precio sino que tenías que comprar 2 unidades (2X1 no es lo mismo). Además la zona VIP se encontraba en un rincón del festival, apartado y sin poder ver ninguna actuación. (tampoco se podía sacar ningún tipo de bebida fuera la zona vip, claro).
    También podemos hablar de las malas formas de la empresa de seguridad y los cacheos exagerados a la entrada, (hubo muchas hojas de reclamaciones)en los que se requisaban artículos como el maquillaje de una chica.
    Por todo esto el Sábado muchos nos sentimos maltratados y engañados.
    NO VOLVERÉ a este Festival y NO LO RECOMIENDO A NADIE.

  3. Buenos días a los dos:

    Después de publicar la crónica he hablado con más gente y recopilado alguna opinión más. Al hilo de ello me he dado cuenta de que, cuando digo que “el festival fue un éxito rotundo en cuanto a organización y a aspectos logísticos” no estoy haciendo honor a la verdad. Por tanto, os digo que LLEVÁIS RAZÓN y en este sentido PIDO PERDÓN por la completa inexactitud de mi afirmación.

    En cualquier caso, os puedo asegurar que SÍ ESTUVE FÍSICAMENTE EN EL FESTIVAL, que llegué a casa a las 03:00 y que me levanté a las 08:00 para redactar la crónica.

    La falta de veracidad de mi comentario se debe a que mi intención era redactar una crónica enfocada fundamentalmente en las actuaciones.

    La única persona acreditada como cronista por mi medio era yo. Puesto que me interesaba centrarme en la parte musical, dada la imposibilidad de “multiplicarme por dos”, y ante lo concurrido del evento, para tener una posición privilegiada en el grueso de las actuaciones, me vi obligado a permanecer en primera fila casi permanentemente, sin moverme en los descansos para no perder mi posición.

    Os prometo que, en las últimas cinco horas, no me moví de las primeras filas del NEGRITA, y estuve sin comer, beber, sentarme ni ir al servicio. Por eso no sé ni cuanto valían las cervezas, ni si los servicios estaban bien (sólo fui una vez, a eso de las cinco y, salvo el típico olor a orines, era lo normal).

    Respecto a los cacheos, es verdad que fueron algo exagerados, pero tengo que decir que cuando yo entré, delante de mí, un chaval entraba con un bote que, según él, contenía el líquido de las lentillas, cuando en realidad estaba lleno de alcohol. Por tanto, hay mucha picaresca en este sentido, todo el mundo conoce bien las normas antes de entrar, y la única manera de evitar estas cosas es el cacheo.

    Si no he hecho referencia a estos aspectos es porque, como digo, el espacio de la crónica y el tiempo eran limitados, y yo, que además también soy músico, quise centrarme en lo musical y no daba abasto para hablar de todo.

    Aprovecho para decir que seré de las pocas personas que aún valoran los festivales POR LA MÚSICA, y escucha a las bandas con atención, respeto y educación, y no me tomo los festivales como “un macrobotellón” con música en directo de fondo.

    En cualquier caso, os agradezco vuestros comentarios, porque, aunque sean contundentes, están redactados desde el respeto, veo que queréis hacer honor a la VERDAD, y a un cronista siempre le gusta que comenten sus publicaciones. GRACIAS. 🙂

    SALUDOS CORDIALES. Jero Marín.

  4. Titular un articulo como “La tercera edición del Alhambra Sound fue un éxito, tanto lo relativo a música como en organización y aspectos logisticos…” es exactamente lo que has contestado “inexacto de tus afirmciones”. No eres la única persona que valora un festival musicalmente, de hecho, te diría que nadie paga una entrada para ir de botellón (para eso está el botellodromo). Te lo digo desde la experiencia de mis años en festivales y este estuvo fatal organizado. Y tú, acreditado que estabas, podrías disfrutar de la música, pero a los demás nos resultó dificil debido a la aglomeración de personas y el caos que todo ello generaba…
    Me alegro que aceptes las críticas (no faltaba más). Para mi, esto es un artículo de opinión, una opinión interesada en decir que todo fue un éxito, por algo será.
    Dedicate a la música.

  5. Hola Jero, gracias por tu rectificación, pero la crónica que leo arriba sigue siendo la misma, creo que la deberías modificar para hacer honor a la verdad.
    Yo llevo 20 años gastándome el dinero en festivales y apoyando la música en directo porque también la valoro. Y es una pena que hagan esto, y en Granada…
    Un saludo

  6. Gracias Jero por tu corrección en cuanto a la organización porque, de verdad, fue todo un desastre a parte de peligroso.

    Somos festivaleros en mi grupo de amigos, casi que no nos perdemos uno, y una de nuestras espinitas era ir a un Festival a Granada y, sinceramente: “uno y no más, Santo Tomás”. Después de haber estado en el Optimus Alive en Portugal, en el SOS en Murcia o el Ojeando, en un festival muy modesto de Málaga pero organizado mucho mejor de aquí a Lima que el Alhambra Sound, puedo asegurar que, sin duda, el Alhambra Sound se organizó sólo y exclusivamente para sacar el máximo rendimiento económico y no por la música.

    Por otro lado, ahora que he sacado el tema de la música, nosotros sí que vamos a los Festivales por la música, por los grupos y por el disfrute de descubrir nuevos artistas, por lo que tu opinión acerca de los que no estamos nada contentos con la organización, me parece un poco “denostada” y falta de clase a la hora de saber encajar una crítica a tu artículo. Me refiero a esta frase:

    “Aprovecho para decir que seré de las pocas personas que aún valoran los festivales POR LA MÚSICA, y escucha a las bandas con atención, respeto y educación, y no me tomo los festivales como “un macrobotellón” con música en directo de fondo”.

    Puesto que tú sólo vas por la música, ¿me puedes dar tu opinión acerca de la calidad de sonido que tuvieron los Lory Meyers? Por otro lado, ya que estuviste en la primera fila, no tuviste la oportunidad de escuchar el concierto junto a la chimenea pero me gustaría que tuvieras en cuenta que no se escuchaba. Literalmente. Ya que vas a los Festivales sólo por la Música, me gustaría saber si estás de acuerdo con la pantalla del Escenario Negrita estuviera, precisamente, en la Chimenea y no a los lados del escenario.

    Sé que eres un “cronista” y como tal, tienes tu opinión, esto no es una noticia. Pero no faltes a la verdad ni a tus lectores. Eso no lo hace un “cronista profesional”.

    Firmado: Una periodista de IDEAL.

  7. Confirmo lo que comenta “Tomas” y “q mestas contando”.El festival un exito economico, pero no vuelvo mas,el año pasado segun salia por la puerta ya estaba preparando la vuelta , pero el año que viene que no me esperen(supongo que por mi vendran 100). La musica y el cartel , para mi buenisimos!!, Napo, Jero, Leon (flipante) , Second (Ole!), Vetusta (geniales), y Lory (que jugaban en casa),Cuando toco Izal era imposible estar, pero por la organizacion , una palabra “mezquinos”, El año pasado estuvimos mas que bien, doy gracias a que soy “grande” pero no me gustaría estar en la piel de alguien de corpulencia normal o pequeña, veía a algunas chicas , pasándolo realmente mal en la ratonera del pasillo entre escenarios , casi aplastadas. Confirmo lo de la engañifa de los Vip (barra libre,zona, bebidas etc etc) vamos me podía haber ahorrado el dinero,resumiendo, cartel bien , músicos bien, pero la organización , contando billetes y repartiendoselos. A mi me han engañado una vez, dos no. Tambien algo bueno , todo hay que decirlo fue la “Silent Disco”, experimento original y que en mi caso aparte de pasar un buen rato con la musica de “Don Gonzalo”, nos alivio el mal rato que pasamos durante el concierto de Izal,

  8. Confirmo lo que comenta “Tomas” y “q mestas contando”.El festival un exito economico, pero no vuelvo mas,el año pasado segun salia por la puerta ya estaba preparando la vuelta , pero el año que viene que no me esperen(supongo que por mi vendran 100). La musica y el cartel , para mi buenisimos!!, Napo, Jero, Leon (flipante) , Second (Ole!), Vetusta (geniales), y Lory (que jugaban en casa),Cuando toco Izal era imposible estar, pero por la organizacion , una palabra “mezquinos”, El año pasado estuvimos mas que bien, doy gracias a que soy “grande” pero no me gustaría estar en la piel de alguien de corpulencia normal o pequeña, veía a algunas chicas , pasándolo realmente mal en la ratonera del pasillo entre escenarios , casi aplastadas. Confirmo lo de la engañifa de los Vip (barra libre,zona, bebidas etc etc) vamos me podía haber ahorrado el dinero,resumiendo, cartel bien , músicos bien, pero la organización , contando billetes y repartiendoselos. A mi me han engañado una vez, dos no. Tambien algo bueno , todo hay que decirlo fue la “Silent Disco”, experimento original y que en mi caso aparte de pasar un buen rato con la musica de “Don Gonzalo”, nos alivio el mal rato que pasamos durante el concierto de Izal

  9. Estoy totalmente de acuerdo con los demás comentarios. El festival fue un desastre en la organización, durante el concierto de izal hubo un momento en el que me sentí completamente aplastada , y estaba lejos del escenario. El pasillo desembocaba justo en el escenario, y aquello era una pelota constante. No tiene ningún sentido meter al doble de gente en el mismo recinto. Deberian tomar ejemplo de otros festivales, como el SOS, el Weekend BEach, que en su primera edición podía presumir que 0 colas y de calidad tanto organizativa como de oferta musical.
    Al final tu crónica se centra en la música, pero no en el festival. Estaría bueno que además no sonaran bien (los lori no lo hicieron), que menos se puede pedir. Infórmate mejor de la realidad de un festival, haz cola, ve al servicio e intenta comer en esa pelotera de gente. Al final el que no haya venido se creerá tu titular y parecerá que hemos estado en un super festival super guay de la muerte, cuando ha sido la mayor estafa que han podido organizar.
    Creo que para un festival que tiene Granada, deberian tomárselo mas en serio, y creo que tu labor en parte es hacer que así lo
    Un saludo

  10. Me parece muy poco profesional tanto la critica como el comentario que pones. Se supone que tengo que pedir perdon por querer hidratarme, comer y satisfacer mis necesidades fisiologicas a la vez q intento combinar con poco exito mis ganas de disfrutar de la musica y de no querer morir aplastada? Lo siento pero no hay quien se trague tu cuento de 6 hlras sin mear ni comer ni beber en primera fila. Lo siento si tuvo que darme el lujo de tener que esperar 1 hora de infierno para poder conseguir una hamburguesa y un botellin de agua, estoy segura de que hubiera sido mucho mas dovettido estar 12 horas sin beber ni comer. El festival no estuvo mal pero esa falta de organización y de espacio hicieron que me fuese imposible disfrutar realmente de la MUSICA y de nuestros pedazo de grupos nacionales que son los que importan. Lo siento mucho pero a veces se os olvida que somos personas y no ganado. Una vez mas me disculpo por, como persona humana y diabetica, tener la extraña necesidad de comer e hidratarme en un festival en el que no se puede meter ni una maldita manzana. Buenas noches y buena suerte

  11. Estuve también en el festival Alhambra Sound 2014 y no viví nada de lo que leo. Tenía entrada Vip. Llegué a las dos menos diez y a las dos ya estaba dentro. Todo muy rápido. En la zona vip después de la barra libre había cerveza a 2×1 que era lo que leí al comprar la entrada. Las tres o cuatro veces que fui al baño no hice cola y no era agobiante estar en los conciertos. Estuve saltando y bailando y nadie me molestaba. Desde la zona vip se tardaba un minuto en llegar al escenario Negrita. Me lo pasé genial.Nunca llueve a gusto de todos.

  12. Las rectificaciones en la noticia no en los comentarios. Oye, tu que viste lo del líquido de la lentillas lleno de alcohol, no viste el contenedor lleno de galletas,chocolatinas, chicles etc,todo alimento requisado, es rídiculo. En Resumen: laberinto al entrar, seguiridad más preocupada en que nadie pasará comida (el negocio, es el negocio), pasillo o ratonera al Insade y escenario Negrita Masificado. Me gusto Vetusta Morla pero tuvivmos que salir como pudimos al INSADE porque era imposible aguantar y eso que no estaba ni de lejos en la 5 fila que tu dices. Se te pasaron un montón de cosas en la noticia. A ver, yo me lo pase genial, pero si quiero contar una noticia no puedo contar que me lo pase genial y que todo fue magnífico.