Lunes, 20 Noviembre, 2017

            

El alcohol, la droga que motiva mayor número de tratamientos de adicción en Granada

Le siguen los opiáceos (21%) y el cannabis (20%), según los datos del Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de la Diputación

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

“La droga que motiva mayor número de admisiones a tratamientos en la provincia es el alcohol”, así mostraba el nuevo panorama del consumo de drogas en Granada la Diputación ayer con la presentación de la Memoria 2016 del Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de la institución, que en 2016 ofreció tratamiento a casi 5.000 personas.

Tal y como se plasma en la recopilación, una de cada tres personas que empiezan un tratamiento en los 12 centros especializados de la Diputación lo hace por problemas con la bebida, realidad que aglutina el 32% de los casos.

A esto le sigue el consumo de opiáceos, con un 21%, y el cannabis -20%-, situándose la cocaína en el cuarto lugar con un 16% de los casos. Asimismo, el juego patológico es sufrido por el 5% de los pacientes, seguido por el tabaco (5%) y los psicofármacos (2%).

Los que más hacen uso de estos tratamientos son los hombres, según el estudio, pues la cifra de varones que recibe ayuda en estos lugares alcanza el 82,5%. Del dato total, el 46,4% corresponde a nuevos tratamientos. “El resto son personas que iniciaron tratamiento en años anteriores y que aún no lo han finalizado, porque los tratamientos suelen ser de más de un año”, recalcaba el organismo en una nota de prensa.

EL CANNABIS, LA DROGA QUE EMPIEZA A CONSUMIRSE A MENOR EDAD

Según la diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, y la responsable del Centro Provincial de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina, en los 12 centros que mantiene la Diputación en la provincia se ha puesto de manifiesto que el cannabis es la droga cuya edad media de inicio en el consumo es la más baja, situándose la misma en los 16,31 años. Además, también es la droga cuya media de edad de los consumidores que acceden a tratamiento es la más baja (27,34 años).

El consumo de tabaco, por su parte, suele empezar en torno a los 17, 73 años, arrancando las medidas para atajar esta situación a los 47,34.

La edad en la que los pacientes se inician en el consumo de alcohol es de 16,83 años de media, mientras que el exceso aparece, según la investigación, a los 28,53. Sería a los 46,44 años cuando se suele comenzar las medidas para erradicar estos excesos.

Por su parte, la edad media en la que empiezan a consumir heroína y ‘rebujao’ -mezcla de heroína y cocaína- es de 20,90, mientras que el comienzo el proceso para remediarlo no se suele dar hasta los 42,85. De igual modo, a los 21,28 años de media es cuando suele comienza el consumo de cocaína en estos usuarios, siendo a los 35,88 cuando empiezan a buscar una solución para esta adicción.

Tal y como explica la Diputación de Granada, no se conoce la edad media en la que se adentran los pacientes en el juego patológico, pero sí la edad media en la que se tratan: los 37,21 años.

25 PROFESIONALES, DEDICADOS A PREVENIR LAS ADICCIONES

Para prevenir todas estas situaciones en Granada, desde la Diputación se consolidó durante el 2016 un equipo de prevención integrado por 25 profesionales de los diferentes centros públicos de Atención a las Adicciones que se encuentran en la provincia, que cuenta con la colaboración de los dinamizadores de los Centros Guadalinfo, tal y como indicaba durante la rueda de prensa Olvido de la Rosa.

La diputada también comentaba que en este tiempo se han desarrollado 69 talleres de formación para padres y madres en el buen uso de las nuevas tecnologías y la prevención de problemas con las drogas.

Según destacaba, se trata de una iniciativa que ha contribuido a mejorar las habilidades de los progenitores para la educación de sus hijos y conseguir estilos de vida más saludables: “Internet, el móvil y las redes sociales son las nuevas formas de socialización de nuestros adolescentes, jóvenes y también de sus padres y madres y es importante saber hacer un buen uso de ellas, sin perder de vista los abusos continuados de alcohol y otras sustancias como la marihuana, usos que desde la familia hay que limitar”.

Además, las medidas llevadas a cabo por el organismo provincial también buscan evitar la exclusion social que muchos usuarios pueden experimentar como resultado de la dependencia padecida. “Que las personas encuentren un lugar en su comunidad y organicen un estilo de vida que les sea gratificante y donde el consumo problemático de sustancias no tenga lugar”, explicaba.

Por ello, desde el organismo se desarrollan programas de empleo y de acompañamiento y búsqueda de trabajo, de organización y ocupación del ocio y las relaciones sociales, así como del apoyo en los problemas judiciales.

A pesar de ello, desde la Diputación de Granada continúan con la firme convicción de que hay que “seguir avanzando en materia de prevención en todos los municipios”. Por ello, prosiguen realizando acciones que permitan facilitar la eliminación o reducción del abuso de sustancias y comportamientos adictivos, potenciando factores que protejan a jóvenes y adolescentes formando a padres, madres, mediadores sociales y juveniles en los municipios que así lo solicitan a través de los Programas de Concertación Local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *