Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

El alcalde reclama “soluciones” a los grupos de la oposición para “sacar adelante” la economía municipal

Paco Cuenca expresa la necesidad de que todos los concejales se comprometan y

Ayuntamiento de Granada | Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Los portavoces municipales del Ayuntamiento de Granada se reúnen hoy para valorar el plan de saneamiento propuesto por el equipo de Gobierno. Sobre esta situación, el alcalde de Granada, Paco Cuenca, ha pedido el “compromiso de todos los concejales” y “no solo de los que asumimos de forma responsable la gestión de la ciudad” para, así, “sacar adelante la economía municipal”.

“Una vez que hemos decidido que no se suban los impuestos, que eso es lo que está en la propuesta del plan de saneamiento, esperamos que todos los grupos políticos apuesten y sumen”, ha señalado el regidor municipal. Asimismo, ha pedido responsabilidad al resto de partidos políticos con representación en el Consistorio y que aporten iniciativas y soluciones que permitan “sacar adelante esta ciudad”.

Durante una comparecencia ante los medios de comunicación, el alcalde de la capital ha incidido, además, en la “tremenda” deuda que se encontró su equipo de Gobierno al acceder a la Alcaldía y ha pedido “responsabilidad” a todos los grupos para lograr poner en marcha un plan de saneamiento.

Hace escasamente dos semanas, el grupo municipal del PSOE, que gobierna el Consistorio granadino en minoría con ocho de 27 concejales en Granada, ponía sobre la mesa una propuesta de plan de saneamiento con el que reducir los 90 millones de euros de remanente negativo de tesorería que posee en un plazo de diez años, sobre el que los grupos municipales han de hacer ahora sus aportaciones.

Dicho borrador se presentaba por el concejal de Economía del Ayuntamiento, Baldomero Oliver, como una “dura hoja de ruta” que “será la mercromina para la herida que ha dejado el PP en el Ayuntamiento”. Entre las 25 medidas que se plantean en el plan de saneamiento planteado se encuentra la actualización de los valores catastrales planteado por el Gobierno central para los tres próximos años, que se prevé se traduzca en un aumento anual del impuesto de bienes inmuebles del 4 por ciento.

Asimismo, se planteaba el ahorro de más de 400.000 euros como consecuencia de revisar el precio de los servicios de recogida y tratamiento de residuos con Emasagra, la disminución del 99% de la aportación a los grupos políticos en los ejercicios económicos de 2018 y 2019, cifrada en 352.883 euros, o la reducción de más de 300.000 euros en el contrato de servicios de vigilancia de edificios municipales, entre otras iniciativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *