Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

El alcalde rechaza que Andalucía sea ‘plan B’ para la Agencia del Medicamento y urge a presentar candidatura

Niegan la propuesta a pesar de tener potencial farmacológico, sanitario y contar con aeropuertos internacionales

Imagen del alcalde de Granada Francisco Cuenca | Archivo GD
E.P


image_print

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), se ha mostrado contrario a que Andalucía y Granada puedan ser concebidas con un “plan B” para acoger la Agencia Europea del Medicamento tras el ‘Brexit’ y ha abogado por presentar ya al Gobierno central una candidatura andaluza.

Cuenca ha trasladado este propósito al resto de capitales andaluzas interesadas en el proyecto, con las que inició contactos este pasado miércoles, planteándoles mantener en los próximos días una reunión dirigida a formalizar esa candidatura conjunta, una iniciativa que, según ha reseñado en declaraciones a los periodistas, cuenta con el “respaldo” del Gobierno andaluz.

El regidor se ha pronunciado de este modo después de que la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el conseller de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, y el teniente de alcalde de Empresa de Barcelona, Jaume Collboni, visitaran este pasado martes la sede de la agencia en Londres para promover que la capital catalana acoja su sede tras la marcha del Reino Unido de la UE.

Cuenca ha lamentado en este sentido que el Gobierno tenga “alguna intención de que sea Barcelona” la única aspirante a acoger la Agencia Europea del Medicamento y lo ha enmarcado en el juego de “intereses” que a su juicio está haciendo el Ejecutivo de Mariano Rajoy en Cataluña y en el País Vasco.

“Es el momento de que pongamos encima de la mesa una candidatura andaluza (…) para posicionarnos ante el Estado y mostrar los potenciales que tiene Andalucía” como sede de este organismo, ha enfatizado Cuenca, señalando que esta comunidad cuenta con el “único parque tecnológico específico en materia farmacológica y biosanitaria” y “aeropuertos internacionales”, entre otras bondades.

Ha subrayado que su pretensión no es que Andalucía sea un “plan B” si falla la opción de Cataluña sino “el plan A”, aunque –según ha dicho– el problema es que “parece que el Gobierno de Rajoy está jugando a intereses tanto con Cataluña como con el País Vasco para armar sus necesidades”, planteando por ejemplo en el marco presupuestario grandes dotaciones para esta última comunidad en busca del apoyo a los Presupuestos, lo que ha calificado de “ofensa y agravio” para la comunidad andaluza, que debería ser “prioridad”, especialmente Granada en el ámbito ferroviario, ha defendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *