Sábado, 25 Marzo, 2017

El alcalde popular de Cájar, acusado de trato de favor, dice que rectificó la irregularidad urbanística

El primer edil de Cájar, ha destacado que siempre ha actuado en este, y en todos los asuntos del día a día, de su quehacer municipal, "con plena observancia de la ley y cumpliendo la normativa aplicable, no cometiendo irregularidad alguna"



image_print

El alcalde de Cájar (Granada), el ‘popular’ Fidel Prieto, ha afirmado este martes que detectó, rectificó y declaró nula la licencia de obras concedida a su teniente de alcalde, después de que la Fiscalía haya reclamado para él una condena de dos años de prisión, 20 de inhabilitación para empleo o cargo público y multa de 21.600 por supuesto trato de favor, y la posible comisión de los delitos de prevaricación urbanística y prevaricación común.

En un comunicado, el alcalde ha asegurado que cuando detectó que la concesión de la licencia de primera ocupación tenía un error, hechos que ocurrieron en 2009, “inmediatamente” dio las órdenes oportunas para proceder a la revisión de todos los documentos y tramitar el expediente para declarar la licencia nula de pleno derecho.

El primer edil de Cájar, ha destacado que siempre ha actuado en este, y en todos los asuntos del día a día, de su quehacer municipal, “con plena observancia de la ley y cumpliendo la normativa aplicable, no cometiendo irregularidad alguna”.

Prieto ha recordado que ya en el año 2010, la Fiscalía archivó la denuncia interpuesta por el portavoz de IU en el Ayuntamiento sobre este asunto y lo mismo ocurrió en los años 2011 y 2013 cuando el Juzgado de Instrucción acordó el sobreseimiento y archivo de la causa, ante la denuncia interpuesta por el grupo socialista del municipio a cuenta del mismo motivo, el de la concesión de la licencia de primera ocupación.

El alcalde ‘popular’ ha asegurado que la denuncia es una “caza de brujas” del grupo municipal del PSOE por “los buenos resultados obtenidos y por la buena gestión realizada por el PP en el municipio”.

En su opinión, l recurso que esta vez ha presentado el PSOE ante la Audiencia Provincial, pidiendo que se reabra la causa, persigue un claro objetivo en plena campaña electoral: “el daño hacia mi persona a través de mentiras y difamaciones judiciales, para querer ganar en los Tribunales, lo que no han podido conseguir en las urnas”.

Finalmente, Fidel Prieto se pregunta qué es lo que persigue el PSOE de Granada al querer “judicializar la vida política de Cájar”, y le ha acusado de “falta de ética y uso de malas artes en política”.

De hecho, este lunes ni su abogado Rafael Revelles ni él tenían conocimiento de notificación alguna del escrito de acusación del Ministerio Fiscal y “ya lo tienen los medios de comunicación”. “Desde luego, en cuanto lo reciba, los servicios jurídicos del Consistorio redactarán el escrito de defensa y se propondrán las pruebas para aclarar los hechos, a la mayor brevedad posible”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *