Martes, 18 de Diciembre de 2018

            

El Alcalde de Huétor Tájar “ignora” una sentencia para instalar una escombrera

La empresa denuncia nuevamente al Ayuntamiento por la no ejecución de la sentencia, a la par que solicita una indemnización de dos millones de euros por daños y perjuicios

Javier Funes y Rosa Fuentes | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El PP de Huétor Tájar ha dado a conocer hoy la sentencia condenatoria, contra la que no cabe recurso, que condena al Ayuntamiento de Huétor Tájar a conceder la licencia de obras a la empresa a la que el alcalde de la localidad, el socialista Fernando Delgado, apoyó hace doce años en su proyecto para la construcción de una “escombrera” o planta de tratamiento de residuos en la barriada de Venta Nueva.

Según han relatado los populares, los hechos se remontan a hace 12 años cuando el Ayuntamiento de Huétor Tájar apoyó a una empresa para que instalara una “escombrera” en unos 70.000 metros de terreno ubicados en la barriada de Venta Nueva. Fue entonces cuando los vecinos de la barriada se pusieron en pie de guerra al considerar que se les había engañado desde el Consistorio, porque no se les había explicado qué tipo de “escombrera” se iba a instalar en los terrenos colindantes a sus viviendas.

Como después pudieron saber, a esta “escombrera” estaba previsto que se derivaran residuos tóxicos, como desechos de material hospitalario, gomas de ruedas y aceites de vehículos y otro tipo de residuos con una alta toxicidad.

El alcalde, ante las protestas de los vecinos de Venta Nueva y “por miedo a perder votos”, reculó en su decisión de instalar la planta de tratamiento de residuos y “dejó tirados” a los empresarios a los que él mismo apoyó.

“Gracias al apoyo del Partido Popular y de los vecinos de Venta Nueva, la escombrera no se construyó donde pretendía Fernando Delgado y la empresa inició un litigio con el Ayuntamiento de Huétor Tájar que se ha prolongado durante doce años”, ha explicado Javier Funes, portavoz del PP en la localidad.

Ante la sentencia condenatoria que obliga al Ayuntamiento de Huétor Tájar a conceder la licencia de obras, el alcalde del PSOE ha hecho “oídos sordos” y continúa litigando con la empresa, que ha vuelto a demandar al Consistorio por la no ejecución de la sentencia, a la par que solicita una indemnización de dos millones de euros por daños y perjuicios causados en estos doce años de proceso judicial.

La postura del PP de Huétor Tájar es “clara y notoria”. “Estamos con los vecinos, nosotros no hemos metido a Huétor Tájar en esta situación”, ha reiterado Funes, quien ha adelantado que el PP se ha ofrecido como “mediador” entre la empresa y el Ayuntamiento “para intentar salvar esta situación y que no nos cueste el dinero a todos los hueteños”.

“Si cada irresponsabilidad que comete Fernando Delgado le costara el dinero de su bolsillo y no el de los vecinos de Huétor Tájar, estamos seguros que se lo pensaría dos veces y se sentaría a negociar, si quiera”, ha recriminado el portavoz del PP hueteño.

No obstante, el dirigente popular ha reconocido que, lamentablemente, “ya están acostumbrados a las formas dictatoriales de Fernando Delgado, que propicia un clima de crispación en el Ayuntamiento más que evidente”. “Siempre que se dirige a los concejales del PP, lo hace de malos modos, de manera discriminatoria, coartando su libertad en los plenos al retirarles incluso la palabra e insultándolos”, ha informado Javier Funes.

En este punto, ha relatado un hecho ocurrido recientemente en el que el alcalde de Huétor Tájar lo “invitó” a mantener una reunión, supuestamente, para rebajar ese grado de crispación y resolver los litigio judiciales abiertos. Sin embargo, Fernando Delgado dedicó el encuentro a “insinuar” al portavoz del PP “cómo debía realizar su labor de oposición”. “Debía quitar las denuncias interpuestas contra él, porque si no, me advirtió, sacaría a la luz pública temas de mi vida personal y profesional, que nada tienen que ver con la vida política de Huétor Tájar”, ha señalado Javier Funes, quien, a su vez, ha defendido que “no tengo nada que esconder”. Tras este hecho, los concejales del PP han roto las relaciones institucionales con Fernando Delgado.

Por su parte, la diputada provincial del PP Rosa Fuentes ha afirmado que la “tensión” que se vive en el Ayuntamiento de Huétor Tájar es consecuencia de que el alcalde se haya “eternizado” durante más de veinte años en su cargo, “hasta el punto de que se crea el dueño del Consistorio y lo considere su cortijo particular”. “Ha llegado a confundir lo público con lo privado, llegando a creer que está por encima incluso de la legalidad”, ha apuntado Fuentes.

La dirigente popular ha anunciado que la dirección provincial apoya a sus concejales en Huétor Tájar “ante la situación de abuso que sufren por parte del alcalde, por el simple hecho de hacer su trabajo de oposición dignamente”.

Rosa Fuentes ha querido añadir un hecho que se suma a este “abuso de poder” como es que Fernando Delgado haya omitido a los concejales del PP en Huétor Tájar en las invitaciones remitidas al Partido Popular para asistir a la inauguración de la feria Expotájar, a la que sí se ha invitado a los diputados provinciales del PP.

“No es de recibo que un alcalde inaugure una feria que es para todos los hueteños, independientemente de su ideología política, y no tenga la gentileza de dirigirse a todos los miembros de la corporación por igual e invitarlos a asistir”, ha recriminado Rosa Fuentes.

Por ello, el grupo popular de la Diputación “no asistirá a la feria Expotájar en solidaridad con nuestros compañeros en Huétor Tájar por el trato que están recibiendo y al entender que ésas no son las formas de gobernar un Ayuntamiento”. “Los dueños del Ayuntamiento de Huétor Tájar son los vecinos de Huétor Tájar, de todas las ideologías políticas, y los del PP están representados por dos concejales, que merecen trabajar con la mayor dignidad”, ha subrayado Rosa Fuentes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.