Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

El alcalde de Granada no cree que el metro entre en funcionamiento hasta 2016

Así lo ha señalado Torres Hurtado a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se produzcan retrasos en el metro y que la Junta lo haya vinculado con el tiempo que tardó ADIF en conceder el permiso para continuar con los trabajos en el entorno de la estación de ferrocarril de la capital, cuya titularidad pertenece a este organismo

E.P.


image_print

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), se ha pronunciado este miércoles sobre los plazos de puesta en funcionamiento del metro y ha señalado que “si alguien quiere ganar dinero que apueste lo que quiera” con el delegado provincial de Fomento y Vivienda, Manuel Morales, a que está infraestructura no “estará hasta muy metido el 2016”.

Así lo ha señalado Torres Hurtado a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se produzcan retrasos en el metro y que la Junta lo haya vinculado con el tiempo que tardó ADIF en conceder el permiso para continuar con los trabajos en el entorno de la estación de ferrocarril de la capital, cuya titularidad pertenece a este organismo.

“Seguro que es eso, lo de ADIF está al lado del Zaidín”, ha ironizando el regidor aludiendo a la “paralización de los trabajos” del metro que el PP de Granada ha venido señalando en las últimas semanas en el tramo que discurre por el citado barrio.

“Si alguien quiere ganar dinero que apueste con Morales lo que quiera a que el metro no está hasta muy metido el 2016, ahí hay quiniela seguro”, ha bromeado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En su día el Sr. Alcalde pidio el soterramiento del metropolitano por el Camino de Ronda, luchó por que siguiera soterrado por el Zaidín, y últimamente critica todo aquello que propuso. Sin embargo lo único que ha hecho él en esta ciudad es poner rotondas con jardines que costaron un pastón y poco más. Por sus palabras de crítica destructiva se le ve el “plumero”.