Viernes, 24 Marzo, 2017

El aforamiento de Juan Carlos I se aprobará hoy en la Comisión de Justicia del Congreso y el jueves en el Pleno

El PP plasma en la ley los aforados 'reales' y ya no habrá una votación específica en el Pleno del Congreso



image_print

La legislación para aforar a Don Juan Carlos y a parte de la Familia Real pasará este martes el trámite de la Comisión de Justicia del Congreso y el jueves pasará por el pleno de la Cámara, tras ser abordada el lunes en una ponencia parlamentaria.

Para que la normativa pueda verse el jueves en el Pleno, el PP intentará modificar el orden del día de la sesión, pero para lograrlo requiere unanimidad. En previsión de no lograr el sí del resto del grupos, su plan es convocar un nuevo pleno que arrancaría el jueves nada más terminar el ya previsto, lo que puede hacer sin problemas gracias a sus 185 diputados.

El PP ha introducido ya en la legislación el aforamiento para Don Juan Carlos y parte de la Familia Real y lo ha hecho sin respaldo de los grupos de la oposición del Congreso y a través de dos enmiendas a una reforma puntual de la Ley del Poder Judicial que ya no se votarán de forma separada en el Pleno del Congreso que este jueves va a aprobar el proyecto de ley con destino al Senado.

En la reunión de la ponencia parlamentaria encargada de estudiar la “ley orgánica complementaria de la Ley de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa por la que se modifica la Ley Orgánica del Poder Judicial”, el PP ha introducido este lunes sus dos enmiendas, que a priori no han recabado más apoyos que la firma de UPN y Foro Asturias.

Una enmienda incluye como aforados a los Reyes que abdican (ahora don Juan Carlos), a sus consortes (doña Sofía), a los consortes del Rey (la Reina Letizia) y a los Príncipes de Asturias (de momento Doña Leonor y su futuro cónyuge). La otra ya adelanta que, en el caso de que algún tribunal esté tramitando alguna causa contra los nuevos aforados ‘reales’ cuando la ley entre en vigor, éstas sean suspendidas y remitidas al Tribunal Supremo.

Una vez incorporadas en el informe de la ponencia, lo que el PP ha podido hacer en solitario gracias a su mayoría absoluta, esas dos enmiendas ya sólo podrán ser objeto de una votación específica en la Comisión de Justicia y únicamente si así lo solicita alguno de los grupos de la oposición. Eso sí, lo que se votaría sería los nuevos artículos introducidos por el PP en el informe.

En el Pleno del Congreso, cuya convocatoria se prevé para este jueves, esos nuevos artículos ni siquiera podrán votarse por separado. Lo más parecido será poder votar el resto de la ley sin las enmiendas, y siempre que algún grupo lo reclame antes del miércoles por la tarde a través de un voto particular, un procedimiento no habitual que la Comisión de Justicia piensa ofrecer a la oposición.

Al final, lo que prevalecerá será la votación global del conjunto de la reforma, que como es orgánica requiere un respaldo mínimo de la mayoría absoluta (176 diputados). Con un único voto se pronunciarán tanto sobre los artículos referidos a los funcionarios de Justicia como sobre los relativos a los nuevos aforamientos de la Familia Real.

La premura en la tramitación de los nuevos aforamientos han centrado parte del debate en la ponencia. La oposición considera que las cosas se han hecho demasiado rápido e incluso Izquierda Plural ha anunciado un recurso ante la Mesa del Congreso por considerar que no se han cumplido los plazos reglamentarios.

“NO HA HABIDO IMPROVISACIÓN”

Por contra, en declaraciones a los medios, el presidente de la Comisión de Justicia, el ‘popular’ Alfredo Prada ha hecho hincapié en que se ha cumplido el Reglamento del Congreso y en que “no ha habido ninguna improvisación”. De hecho, ha señalado que el pasado 11 de junio la Mesa y los portavoces de la Comisión de Justicia ya contemplaron la previsión de que se ampliara el orden del día de la reunión prevista para este martes y se facultó al presidente para formalizar estos cambios.

“Se han cumplido todos los plazos”, ha señalado, indicando que se ha utilizado el artículo 69 del Reglamento, que permite, en virtud de “un acuerdo de la Mesa de la Comisión debidamente justificado”, acortar el periodo de 48 horas que, en situación normal, debe mediar entre el momento en que los grupos reciben las enmiendas y su debate.

Según Prada, la “excepcionalidad de la enmienda” introducida por el grupo mayoritario “es evidente” y lo adecuado es que este tema se resuelva “en el menor tiempo posible” y cumpliendo con la legalidad formal.

ES LA LEY ADECUADA

También ha defendido, en contra de lo expresado por grupos como el PSOE o la Izquierda Plural, que es congruente que la regulación de los nuevos aforamientos se haya hecho vía enmienda a la ley complementaria de la norma de Racionalización del Sector Público que reforma la Ley Orgánica del Poder Judicial. “Es una reforma parcial de la Ley Orgánica del Poder judicial y es precisamente en esa ley donde se recogen todos los aforamientos que existen en España”, ha argumentado Prada.

Además, ha recalcado que no sólo el PP, sino también otros grupos han presentado enmiendas para eliminar aforados, como es el caso de UPyD, o incluso para que la Cámara investigue hasta dónde llega la inviolabidad del jefe del Estado y si don Juan Carlos ha podido incurrir en algún delito penal, como ha hecho ERC.

Prada ha remarcado que “a nadie se le ha hurtado el debate” de estos asuntos y así ha ocurrido este lunes en la ponencia –a puerta cerrada–, y ocurrirá el martes en la Comisión de Justicia, ya con luz y taquígrafos, y el próximo jueves en el Pleno del Congreso.

MEJORA TÉCNICA

El presidente de la Comisión ha señalado que CiU y PNV han mostrado su “voluntad de buscar acuerdos” y su “interés en que todo se haga correctamente”, si bien con la introducción de algunas de sus propuestas. Respecto al PSOE, ha subrayado que no ha mostrado “una oposición frontal”, aunque sí ha expresado críticas por la urgencia con la que se ha tramitado este asunto.

“Si estamos de acuerdo con el fondo, la cuestión de la forma no va a ser una excusa para que esto no pueda estar aprobado”, ha añadido Prada, para quien “siempre hay margen para negociar hasta el último minuto”. Según ha detallado, de momento el PP sólo baraja la introducción de una mejora técnica para ajustar su enmienda –que habla de aforar a los “Príncipes de Asturias”– al término de Princesa o Príncipe de Asturias que consta en la Constitución, así como de sus respectivos consortes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *