Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El aeropuerto de Granada



image_print

Quisiera hablarles hoy un poco del aeropuerto de Granada-Jaén, que ni siquiera es nuestro, sino que por gracia de algún político (imaginen de dónde, se admiten apuestas) compartimos con los hermanos jienenses.

En fin, esa esquina del mundo que se extiende entre Santa Fé y Chauchina, ese lugar cada vez menos visitado por los granadinos cuyo certificado de defunción se extenderá cuando llegue el AVE está en peligro si alguien no pone solución antes.

Y sus gestores actuales no sé si hacen todo lo posible por cargárselo. Como usuario habitual, aunque me conozco todos los trucos, me da lástima. Las máquinas o cajeros para pagar el parking no admiten aún los billetes nuevos de 5 y 10 euros; me hace gracia lo de nuevos, porque los de 5 euros llevan años en circulación. Por supuesto, tampoco se puede pagar con tarjeta a no ser que uno vaya al cajero que hay a la entrada del parking, o sea, a 300 metros.

Y para colmo, han hecho una reforma a la entrada de modo que si usted llega a dejar a algún pasajero no sabe dónde meterse, porque literalmente, las señales lo mandan o de vuelta a Granada o le hacen entrar en el parking.

En fin, un aeropuerto estratégico para nuestra ciudad y provincia, con grandes profesionales en su interior al que se están cargando desde los despachos mientras nosotros esperamos no sé qué. Creo que quien no defiende lo que tiene no merece nada más, pero esto es mi opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *