Sábado, 22 Julio, 2017

            

El Aeropuerto de Granada- Jaén atendió más de 150 vuelos ambulancia el año pasado

Cuatro de ellos estuvieron relacionados con el traslado de órganos y de personal sanitario requeridos en intervenciones para trasplantes

Aeropuerto Federico García Lorca Granada - Jaén | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El Aeropuerto Federico García Lorca (FGL) Granada-Jaén atendió durante el año pasado 152 vuelos hospital que posibilitaron el desplazamiento de enfermos y equipos médicos destinados a cubrir diferentes emergencias sanitarias.

De esos movimientos, cuatro estuvieron relacionados con el traslado de órganos y de personal sanitario requeridos en intervenciones para trasplantes, cuya operativa se coordinó con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

La mitad de los vuelos trasplante se produjeron fuera del horario operativo del aeropuerto. En estos casos, se activó el procedimiento especial establecido para dar servicio a aquellas emergencias que se originan cuando las instalaciones están cerradas.

Aena ha mostrado en una nota su compromiso con la atención a estos vuelos, disponiendo los recursos necesarios para que sean factibles y asumiendo la enorme importancia que tienen los tiempos en este tipo de operaciones, ya que el avión es el medio más rápido para el traslado de órganos, enfermos y equipos médicos.

La labor de los aeropuertos andaluces en este ámbito ha sido distinguida por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

En concreto, el Aeropuerto FGL Granada-Jaén recibió en junio de 2014, en el marco del Día Nacional del Donante, el reconocimiento de la consejería por la colaboración que presta en los procesos de traslado de órganos y personal médico para operaciones de trasplante.

SERVICIO DE LOCALIZACIÓN

El Aeropuerto dispone de un servicio de localización entre los empleados que permite la apertura de las instalaciones fuera de su horario habitual para atender los avisos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) o de la autoridad sanitaria pertinente. De ese modo, se garantiza la asistencia de los vuelos las 24 horas de los 365 días del año.

Así, en el momento en que entra la llamada (hay un teléfono 24 horas), se contacta con los empleados localizables, que han de incorporarse a sus puestos 40 minutos antes de la hora estimada de llegada del vuelo.

En concreto, se requieren dos bomberos, un efectivo de mantenimiento aeroportuario, otro del Centro de Coordinación Aeroportuaria (CECOA), otro de mantenimiento de sistemas de navegación aérea, un controlador aéreo y un observador del servicio de meteorología.

Una vez en el aeródromo, activan las instalaciones y equipos necesarios para atender el vuelo, revisan la pista y la plataforma de estacionamiento de aeronaves y lo declaran operativo. Tras prestar servicio al vuelo, al personal médico y a la ambulancia, se vuelve a cerrar el aeropuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *