Viernes, 19 de Octubre de 2018

            

El acusado de delito de odio por ‘tuits’ contra Lorca argumenta que “lo tenía cruzado desde pequeño”



image_print

Firma: EP | Imagen:

El acusado de delito de odio por diversos mensajes en la red social Twitter entre los que se encontraba uno en contra de Federico García Lorca, al que tildó de “maricón”, ha argumentado en el juicio de este lunes, que lo tenía cruzado desde pequeño. “Por culpa de uno de sus poemas en clase se reían de mí, y quizás me sobraba lo de maricón, pero era sólo en contra de Lorca, no en contra de los homosexuales”.

El acusado, que responde a las iniciales D.L.A., se ha defendido de esta manera ante el juez y el fiscal, que solicita dos años de prisión y una multa de 2.700 euros, por un delito de odio al difundir mensajes de carácter homófobo, racista y xenófobo en su página de Twitter entre los meses de octubre y diciembre del año 2014.

El acusado ha admitido los ‘tuits’ como suyos por los que se solicita la pena por parte de la Fiscalía, en donde escribió “El asesinato de Federico García Lorca está justificado desde el minuto uno por maricón. He dicho”; “Guarro que veo, guarro que apaleo”; “Los españoles primero. Rojos no gracias ¡Viva España!; y otros mensajes sobre la supremacía racial blanca, refiriéndose entre otros, al término “aryanism”.

“No me considero una persona influyente en las redes, no sentía que iba a hacer daño, tampoco busqué provocación, si sabía que iba a pasar esto no los hubiese puesto, y por supuesto no sabía que era delito”, ha argumentado en su defensa el acusado.

En cuanto a la argumentación de cada ‘tuit’ por el cual es acusado por delito de odio, D.L.A, ha explicado al tribunal sus razones. “Lo del guarro no va por tema racista, mi familia celebra la matanza del cerdo todos los años, y el sentido del ‘tuit’, va por ahí. Lo de la imagen de la naranja mecánica, me hizo gracia, pero no vi nunca la película”.

Además también ha admitido desconocer el significado de los símbolos del régimen de Hitler utilizados en muchas de sus publicaciones. “En mi vida diaria no empleo estos símbolos, los puse pensando que eran símbolos celtas, no sabía que eran nazis”, ha argumentado.

Ante esta declaración el fiscal del juzgado de los Penal número 2 de Avilés ha mantenido su petición de pena de prisión y de multa económica. “La declaración del acusado no tiene ningún sentido, no tiene interpretación lo de Lorca, le desea la muerte por maricón, no por escritor pedante, toda la página es una exhaltación a la persona de Hitler, y todas la publicaciones son en un mismo sentido, provocar odio hacia los rojos, a los maricones y a la raza, que no sea aria”.

El abogado defensor, Juan Antonio Blanco, ha realizado un alegato para convencer al juez de la libre absolución de su cliente. “Los cuatro hechos que se acusan a mi cliente no tienen carácter delictivo, sólo es deleznable el lenguaje, porque lo de Lorca es un ataque a la fama del poeta, no al colectivo homosexual, a causa de un trauma de mi cliente con el poema de las tres hojas, que quizás debería haber empleado la palabra cursi, en vez maricón”.

El letrado ha argumentado que su defendido podría haber sido acusado por injurias graves, no por delito de odio. “El fiscal no pide sentencia por injurias graves, por lo tanto, el delito de odio no tiene cabida en esta vista, porque un delito de odio sería, si mi cliente hubiese publicado el asesinato de homosexuales está justificado por maricones, ya que sería contra un colectivo, en este caso es contra una persona”.

Por último el abogado de la defensa, ha señalado, que “por desgracia en Asturias este lenguaje soez es normal en muchos ámbitos de la vida como las redes sociales y en campos de fútbol”. El acusado ha pedido perdón en su último alegato. “Si he hecho algo malo lo siento, no quería ofender a nadie, pero tengo muy mal hablar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.