Viernes, 24 Marzo, 2017

El acelerador de partículas tendría un retorno de mil millones y permitiría un cambio en el modelo productivo

La previsión es que la decisión se tome en unos meses y, aunque "no hay fechas concretas", se estima que entre finales de este año y principios del que viene la cuestión "estará resuelta"

Acelerador de partículas | Archivo GD
E.P


image_print

Empresarios y científicos han coincidido en señalar que la instalación del acelerador de partículas, que tendría un retorno de unos mil millones de euros sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia de Granada, generaría un tejido industrial y tecnológico a su alrededor que podría sentar las bases para un cambio de modelo productivo.

Así se ha puesto de manifiesto en el transcurso del workshop ‘Impacto científico-tecnológico de Ifmif-Dones en España’, en el que expertos de todo el país analizan el impacto del macroproyecto del acelerador de partículas que se pretende instalar en Granada.

El jefe de la División de Tecnologías para la Fusión del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), Ángel Ibarra Sánchez, ha sostenido en declaraciones a los periodistas que España tiene “posibilidades significativas” de conseguir este proyecto, lo que, de conseguirlo, le situaría en “la primera línea de un campo con mucho futuro”.

No obstante, aunque desde el punto de vista técnico, financiero y estratégico nuestro país esté en condiciones de poder obtener el acelerador, lo cierto es que en estos momentos estamos en competición con otros candidatos, como Croacia, Polonia o Japón, y no se trata solo de “datos o de dinero” encima de la mesa, sino que “también hay que moverse en los entornos políticos correspondientes”, ha relatado.

La previsión es que la decisión se tome en unos meses y, aunque “no hay fechas concretas”, se estima que entre finales de este año y principios del que viene la cuestión “estará resuelta”.

“EFECTO TRACTOR”

Por su parte, el director de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) de la UGR, Jesús Banqueri, se ha mostrado convencido de que el acelerador de partículas puede contribuir al cambio de modelo de crecimiento económico de la provincia de Granada, generando un “efecto tractor” sobre las empresas y los grupos de investigación, los cuales podrían orientarse a las demandas de este proyecto internacional.

Esto favorecería, ha relatado, que se desarrollaran tecnologías que lleguen al mercado mediante la constitución de las llamadas spin-off, cambiando el perfil del nuevo empresariado granadino y favoreciendo incluso que las empresas tradicionales adapten también su modelo de negocio a esta nueva realidad.

En el ámbito de la investigación, ha sostenido que actualmente contamos con grupos competitivos que por una demanda como la del acelerador podrían reorientar sus investigaciones, mientras que esta instalación también supondría atracción de talento para cubrir las posibles carencias que puedan existir.

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, Gerardo Cuerva, ha hecho hincapié en que contar con este proyecto supondría “un antes y un después en la provincia”, con un giro hacia un modelo productivo basado en el conocimiento científico y en la tecnología.

Según ha relatado, además de las distintas fases de inversión para poner en marcha esta infraestructura, que generaría unos 8.000 puestos de trabajo directos a lo que se sumarían los necesarios para su construcción, se estima que si el acelerador estuviera funcionando tendría un retorno de unos mil millones de euros sobre el PIB de la provincia.

Junto a los números fríos, acoger esta instalación pondría a Granada en el “mapa de la tecnología y el mundo científico”.

POR EL “BUEN CAMINO”

El vicerrector de Investigación y Transferencia de la UGR, Enrique Herrera Viedma, ha opinado que “estamos en el buen camino” para conseguir este macroproyecto, que abriría nuevas oportunidades a toda la comunidad científica y nuevos nichos de empleo.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que también ha participado en estas jornadas, ha manifestado el total apoyo del Ayuntamiento para que Granada sea la sede definitiva del proyecto de acelerador de partículas y ha afirmado que desde el consistorio se está trabajando con este objetivo junto con otras instituciones que ven este proyecto “una declaración de intenciones para que el sector científico considere a nuestra tierra de manera seria y como una auténtica garantía de éxito”.

Durante la inauguración del Workshop Impacto científico-tecnológico de Ifmif-Dones en España, Cuenca ha agradecido el trabajo serio, callado y responsable de la Universidad de Granada “que ha liderado esta tarea con altas dosis de excelencia, mientras que el resto de administraciones han asumido su rol” contribuyendo a que no haya “obstáculo alguno” para que el acelerador y Granada puedan “encontrarse en un futuro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *