Viernes, 20 Abril, 2018

            

El 75% de la población española no realiza un desayuno completo y el 91% de los niños no desayuna fruta fresca

Son datos del informe 'Estado de situación sobre el desayuno en España', realizado por la Fundación Española de Nutrición

Imagen ilustrativa | Fuente: ArchivoGD
EP


image_print

El 75 por ciento de la población española de entre 9 y 75 años no realiza un desayuno completo y el 91 por ciento de los niños de 9 a 12 años no desayuna fruta fresca, según se desprende del informe ‘Estado de situación sobre el desayuno en España’, realizado por la Fundación Española de Nutrición (FEN) y presentado con motivo del Día Nacional del Desayuno.

En concreto, el trabajo, en el que se alude a los resultados del estudio ‘ANIBES’, pone de manifiesto que los adultos son el colectivo que más realiza un desayuno incompleto (39%), seguido de los adolescentes y adultos mayores (35%) y los niños (22%).

Se considera un desayuno completo el que aporta más del 20 por ciento de la energía total que se necesita al día y que contiene tres o más grupos de alimentos. En este sentido, tal y como ha informado el presidente de la FEN, Gregorio Varela Moreiras, se ha comprobado que la población española no alcanza la ingesta de energía recomendada durante el desayuno (16,7%), observándose un mayor aporte de energía en niños y adolescentes por parte de los azúcares añadidos y los ácidos grasos saturados y, en el caso de los adultos mayores, de hidratos de carbono complejos (almidones) y ácidos grados monoinsaturados.

Concretamente, el 75 por ciento de los niños de 9 a 12 años consume chocolates en el desayuno, el 59 por ciento bollería y pastelería, el 48 por ciento leche entera, el 45 por ciento leche semidesnatada, el 42 por ciento pan blanco, el 30 por ciento cereales y barritas y sólo el 9 por ciento fruta fresca. En cuanto a los adolescentes de 13 a 17 años, el 64 por ciento ingiere chocolates, el 55 por ciento bollería y pastelería, el 42 por ciento leche entera, el 39 por ciento semidesnatada, el 35 por ciento pan blanco y el 11 por ciento fruta fresca.

Al alcanzar la mayoría de edad, los patrones de consumo de alimentos durante el desayuno comienzan a variar, ya que la mayor ingesta hasta los 64 años es de café (67%), seguida del azúcar (47%), bollería y pastelería (47%), leche semidesnatada (44%), pan blanco (43%), chocolates (28%), fruta fresca (15%) y verduras y hortalizas (13%).

Respecto a la población de entre 65 y 75 años, el café es lo más consumido a primera hora del día (77%), seguido del pan blanco (52%), leche semidesnatada (41%), bollería y pastelería (40%), azúcar (39%), aceite de oliva (29%), fruta fresca (29%) y verduras y hortalizas (12%), entre otros.

LA DURACIÓN MEDIA DE 11,2 MINUTOS
La duración media del desayuno suele ser de 11,2 minutos (10,8 minutos en días laborales y 12,1 en fines de semana); los niños suelen realizarlo en el hogar y en compañía de la familia, mientras que en la adolescencia empieza a estar más presentes en instituciones y restauración, y la edad adulta se vuelve al hogar pero la mitad de las veces en soledad.

Finalmente, los expertos han recordado que el desayuno debe incluir leche y derivados, porque aportan proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono, vitaminas liposolubles, fósforo y calcio; cereales y derivados, que aportan hidratos carbono complejos, algo de proteína y poca grasa, así como vitaminas del grupo B y minerales; frutas, para obtener hidratos de carbono, fibra, vitaminas hidrosolubles (especialmente A y C) y minerales como el potasio y el fósforo; así como aceite de oliva virgen extra, tomate, frutos secos, huevos, jamón, mantequilla, café, miel, mermelada o legumbres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *