Martes, 25 Julio, 2017

            

El 71.119, segundo cuarto premio, reparte 340.000 euros en Granada, Motril y Maracena

Los dueños del establecimiento desconocen la identidad de los afortunados, puesto que los décimos se vendieron por terminal y aún no han pasado por allí

Un momento del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad de 2015 | Autor: José Gonzalez
E.P.


image_print

El número 71.119, que ha resultado agraciado con un cuarto premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, ha dejado 340.000 euros en la provincia de Granada, donde se han vendido 17 décimos repartidos entre la capital y las localidades de Maracena y Motril.

Marién González, una de las propietarias de la administración de loterías 1 de Maracena, un pueblo del cinturón de Granada, ha explicado a Europa Press que ha vendido una serie, es decir diez décimos, a 20.000 euros cada uno de ellos.

González ha indicado que lleva tan sólo dos años al frente de la administración, ubicada en la calle Encrucijada de la localidad y ha explicado que los propietarios anteriores del local también vendieron cuartos y quintos premios del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad.

Además, se han vendido otros cuatro décimos en un despacho de la calle Poeta Gracián en Granada capital –en total 80.000 euros–, y otros tres en Motril.

Dos de ellos han sido distribuidos desde el despacho receptor de un establecimiento de venta de prensa situado en el Centro Comercial Alcampo. Una de las trabajadoras, Ángela Molinero, ha relatado a Europa Press que aún no se lo creen, puesto que es la primera vez que reparten un premio del Sorteo Extraordinario de Navidad.

Los dueños del establecimiento desconocen la identidad de los afortunados, puesto que los décimos se vendieron por terminal y aún no han pasado por allí.

El cuarto décimo premiado ha sido vendido en la Administración de Lotería situada en la calle Depósito número 17 de la localidad, donde la suerte también ha salido por terminal. También es la primera vez que este establecimiento lleva la suerte a sus clientes, según ha relatado Roberto Carlos Campoy, el yerno del dueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *