Martes, 23 de Octubre de 2018

            

El 70% de las embarazadas españolas no sigue hábitos correctos de alimentación y ejercicio

Una de cada cuatro gestantes no adapta sus hábitos alimenticios durante el embarazo, mientras que tres de cada diez no realizan actividad física

Mujer embarazada | Foto: E.P.
E.P.


image_print

El 69,7 por ciento de las embarazadas no siguen hábitos diarios correctos de alimentación y ejercicio durante la gestación, según se desprende del el ‘VIII Estudio CinfaSalud. Percepción y hábitos de las mujeres españolas durante el embarazo’, realizado por Cinfa y avalado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

“Una correcta nutrición y la práctica regular de ejercicio moderado son necesarias para la salud de cualquier persona, pero todavía más en el caso de las mujeres embarazadas. Solo una alimentación variada y equilibrada, libre de alimentos considerados de riesgo y sin consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco, procurará al bebé los nutrientes que necesita para su correcto desarrollo. Además, la actividad física aumentará el bienestar de la madre, redundará en una adecuada evolución del embarazo y preparará su cuerpo para el parto, facilitando su recuperación posterior”, ha explicado el médico de Cinfa, Julio Maset.

Ahora bien, pese a la importancia que tiene llevar una nutrición adecuada durante la gestación, el trabajo, en el que han participado 2.436 madres, ha puesto de manifiesto que una de cada cuatro gestantes (26,7%) no adapta sus hábitos alimenticios durante el embarazo o, incluso, los empeora. Asimismo, sólo el 58,3 por ciento evitan los alimentos considerados conflictivos o de riesgo como, por ejemplo, los embutidos, lácteos no pasteurizados o carnes y pescados poco hechos; y únicamente el 30,8 por ciento cuidan su hidratación.

Respecto al ejercicio físico, el 69,3 por ciento practican ejercicio moderado o adaptado en esta etapa; tres de cada diez no realizan actividad física (30,4%); y el 0,4 por ciento apuesta por el ejercicio intenso, a pesar de no estar aconsejado durante la gestación. No obstante, las embarazadas sí están concienciadas sobre los riesgos del tabaco y del alcohol, ya que el 89,5 por ciento asegura que evita estos tóxicos.

Por otra parte, el 83,3 por ciento de las mujeres declara haber pasado un buen embarazo a nivel físico, si bien el 95,8 por ciento ha sufrido algún síntoma. En general, el cansancio y la somnolencia (64,6%) y los trastornos digestivos (55%) son los síntomas que con más frecuencia refieren las encuestadas durante el embarazo, seguidos de náuseas y vómitos (46,6%), las piernas cansadas y la retención de líquidos (41,6%), problemas de espalda y ciática (37,4%), altibajos emocionales (37,4%) e insomnio (32,1%).

Del mismo modo, entre las mujeres que experimentan síntomas, una de cada dos (53,3%) tiene más síntomas psíquicos que físicos durante la gestación. Un dato que, a juicio de la doctora y miembro de la Junta Directiva de la SEGO, María Jesús Cancelo, evidencia la necesidad de que tanto los profesionales sanitarios, como la propia embarazada y su entorno, presten a los aspectos psicológicos del embarazo la atención que merecen, de manera que la futura madre pueda acceder a información y herramientas que le permitan gestionar estos problemas.

En parte, prosigue, este malestar emocional procede de las inquietudes y dudas que la mujer siente durante el embarazo. De hecho, según el estudio, las más habituales son la salud del bebé, la preocupación por el momento del parto y los primeros cuidados tras el nacimiento, si bien estos miedos disminuyen en aquellas que ya han vivido un embarazo previamente y también con la edad.

TRES DE CADA CUATRO ENCUESTADAS SE SIENTEN FELICES DURANTE EL EMBARAZO

Sin embargo, a pesar de todo, las cifras indican que las mujeres españolas viven con positividad su embarazo, puesto que tres de cada cuatro encuestadas (76,3%) se sienten felices durante la gestación y la mitad (50,4%) piensa que ha mejorado la relación con su familia.

Además, el 80,5 por ciento se sienten apoyadas por su pareja durante el embarazo, aunque el 47,8 por ciento afirma que la gestación ha perjudicado su vida sexual o ha interrumpido sus relaciones durante este tiempo y, al mismo tiempo, ha tenido una cierta trascendencia en su vida laboral.

“Continuar trabajando durante el embarazo puede ser beneficioso para la futura madre, ya que supone mantener rutinas y porque seguir en contacto con el entorno social es muy recomendable. No obstante, cuando su profesión o condiciones laborales entrañen riesgos o cuando no se encuentre bien, puede ser necesario un cambio de puesto o la baja laboral”, ha comentado el doctor Maset.

De hecho, una de cada cuatro mujeres embarazadas (24,6%) necesita acogerse a la baja laboral durante la gestación, sobre todo durante el tercer trimestre, que aglutina el 42,7 por ciento de las bajas. De las mujeres que la necesitan, el 55,1 por ciento sufre más síntomas emocionales, frente al 32,4 por ciento que padece en mayor medida trastornos físicos.

Respecto a cómo resuelven sus dudas, el trabajo ha mostrado que aunque el 86,5 por ciento recurre a profesionales sanitarios para consultar sus dudas e inquietudes durante el embarazo, una de cada tres elige también Internet y las redes sociales como fuente de información, solo por detrás de la matrona (60,3%), el ginecólogo (49,2%) y la familia y los amigos (41,2%).

Una de las dudas frecuentes durante el embarazo se relaciona con el consumo de fármacos, ya que cuatro de cada diez encuestadas (41%) vacilan respecto a cómo tomar su medicación durante la gestación. En concreto, el 36,1 por ciento consulta esas dudas con su profesional sanitario, pero un 4,9 por ciento deja de tomar la medicación o la toma por su cuenta, sin tener claras las pautas.

En este sentido, el 67 por ciento tienen que tomar algún tipo de fármaco a lo largo del embarazo. Asimismo, y al margen de la medicación, el 87,4 por ciento recurren a algún otro producto farmacéutico en este periodo. Concretamente, los más utilizados son los complementos nutricionales específicos, como el ácido fólico o los polivitamínicos (67,8%), los tratamientos cosméticos, hidratantes y antiestrías (51,7%) y los fotoprotectores (20,4%), seguidos de los productos de higiene íntima (17,3%) y los geles para piernas cansadas (13,6%).

Por todo ello, los expertos han aconsejado a las mujeres acudir a un médico para que realice el seguimiento del embarazo y siempre que se tenga dudas; comer más veces y en raciones más pequeñas; seguir una dieta variada y equilibrada basada en frutas, verduras, legumbres, cereales de grano entero, frutos secos, lácteos, pescado, huevos y carne; beber alrededor de dos litros diarios de agua, zumos naturales o caldos, evitando el té y el café; y no fumar ni tomar alcohol.

Otros consejos pasan por realizar ejercicio físico moderado, cuidar la postura corporal y descansar; no automedicarse ni resignarse a “sufrir”; continuar disfrutando de las actividades que más gusten; tener una buena comunicación, complicidad y confianza con la pareja; y aprender técnicas de relajación y respiración con el fin de sentirse más segura y expresar las emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.