Sábado, 21 Octubre, 2017

            

El 67% de los andaluces no están satisfechos con el funcionamiento de la democracia

Así lo refleja el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de invierno 2016, que además evidencia un creciente interés por la política entre los encuestados

Congreso de los Diputados | Foto: E.P.
E.P.


image_print

Casi siete de cada diez andaluces, el 67 por ciento, están poco o nada satisfechos con el funcionamiento de la democracia, según refleja el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de invierno 2016, que evidencia sin embargo un creciente interés por la política entre los encuestados, aunque un clima generalizado de desencanto hacia ella.

Según el sondeo, realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea) y hecho público este jueves, la política en general (57,4 por ciento), española (67,8 por ciento), andaluza (69,3 por ciento) y local (66,8 por ciento), les despierta mucho o bastante interés a la mayoría de los consultados en las 1.200 entrevistas telefónicas realizadas en toda Andalucía entre el 18 de enero y el 9 de febrero.

Esto evidencia un creciente interés por la política, que no existía en ediciones anteriores, ya que desde la primera edición del Egopa en otoño de 2002, ha sido manifiesto el escaso interés que despierta la política entre los andaluces, aunque su grado variaba dependiendo de la proximidad que el encuestado mostrara con respecto al ámbito de referencia.

No obstante, en contraposición a la política nacional, andaluza o local, sigue siendo alto el porcentaje de encuestados que manifiesta poco o ningún interés por la política europea, concretamente el 56,7 por ciento de los preguntados por este asunto, mientras que al 43,1 por ciento le interesa mucho o bastante.

Este ascenso del nivel de interés por la política en todos los ámbitos excepto en el europeo, se ve acompañado por un leve aumento de los sentimientos positivos hacia la misma, y un continuado descenso de los sentimientos negativos desde verano de 2014.

Sin embargo, en invierno de 2016, al 61,4 por ciento de los andaluces la actividad política le despierta sentimientos negativos (frente al 64,1 del sondeo de verano de 2015), tales como desconfianza (41,2 por ciento), irritación (20,3 por ciento) o aburrimiento (10,1 por ciento). Sólo al 21,2 por ciento le despierta algo positivo (un porcentaje algo superior al anterior sondeo, con el 20,8 por ciento de juicios positivos), tales como interés (13,2), compromiso (6,4) o entusiasmo (1,6 por ciento).

En cuanto al significado subjetivo del voto, el 44,3 por ciento de los andaluces encuestados lo entiende como un derecho individual, mientras que el 37,2 por ciento lo define como un deber cívico, y el 17,2 por ciento cree que responde a ambos.

En un clima de desencanto casi generalizado con la política, se mantienen relativamente estables los juicios negativos sobre el funcionamiento de la democracia desde hace un año. En verano de 2013, se alcanzó el máximo nivel de descontento con el 83 por ciento de las respuestas, iniciándose en 2014 una tendencia descendente de esta valoración hasta aglutinar en la actualidad el 67 por ciento de los juicios negativos, un porcentaje algo inferior al de la encuesta de verano de 2015, cuando el porcentaje se situó en un 68,2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *