El 45% de los trabajadores granadinos no alcanza el sueldo mínimo interprofesional

Para el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, “se abre un nuevo marco” donde desarrollar las propuestas sindicales de subir los salarios, especialmente los más bajos, y modificar de “forma muy sustancial” algunos elementos centrales de la reforma laboral. En relación a la negociación abierta en el AENC, Flores (CCOO) ha puntualizado que “o hay reparto de la riqueza o habrá conflicto”.

El estudio elaborado por CCOO Granada, establece que la desigualdad alcanza el punto que las 800 personas asalariadas con salarios más altos ingresan 74 veces más que las 113.000 que ganan menos. En definitiva, 87.000 granadinos y granadinas perciben entre 0,5 y 1,5 veces el SMI, esto es, entre 382 euros al mes y 1146 euros al mes. Esta situación lastra el consumo, y el desarrollo económico y social de la provincia, generando enormes zonas oscuras de pobreza y exclusión. También aquí tiene su reflejo la brecha de género, y es que hay más mujeres que hombres con salarios inferiores a 1,5 el SMI, mientras que en tramos superiores siempre son más los hombres.

Para el secretario de Organización de CCOO Granada, Daniel Mesa, las razones de la pobreza salarial, las encontramos en la explotación intensiva de mano de obra, las altas tasas de temporalidad, la rotación entre empleo y desempleo, los empleos a tiempo parcial y el peso del sector agrícola estacional en nuestra provincia. A su juicio, la clave está en la industria, “especialmente la referida a la transformación agroalimentaria daría valor añadido a nuestras materias primas y generarían empleos más estables, inversión en investigación y desarrollo, y otro modelo de explotación turística, menos intensiva pero más constante”.

En relación a la edad de la población trabajadora, aproximadamente un tercio de la población granadina asalariada tiene menos de 35 años. Como ha explicado el responsable de Organización de CCOO Granada, “se trata de jóvenes cualificados que buscan su desarrollo profesional, emanciparse y desarrollar proyectos de vida autónomos. Sin embargo el mercado laboral granadino les castiga a la precariedad. Las reformas laborales y la inserción precaria más reciente han generado una estructura salarial fuertemente jerarquizada en función de la edad”. Así, ha terminado el responsable sindical, nos encontramos con jóvenes de entre 18 y 25 años que apenas perciben 408 euros mensuales de media por su trabajo. En definitiva, la percepción salarial media de los 120.000 jóvenes granadinos de menos de 35 años que trabajan en Granada es de 9300 euros anuales, unos 755 euros mensuales. No solo se trata de un problema social, ha explicado Mesa (CCOO) sino que Granada está desperdiciando productividad, innovación y conocimiento para dinamizar su economía.

Por su parte, la responsable de Empleo de CCOO Granada, Clara Castarnado ha completado esta radiografía del empleo provincial, haciendo referencia a las 53.340 personas que no cobran ningún tipo de prestación. Esta pérdida de cobertura, ha explicado, se produce por el endurecimiento de los requisitos, tiempo y cuantía, tras la reformas de 2012 y 2013 ,este sería el caso extremo de precariedad que origina desigualdad social y condena a la marginación a un sector de la población.