Martes, 22 Agosto, 2017

            

El 11,10% de las llamadas realizadas al teléfono de Atención a las Personas Mayores de la Junta proceden de Granada

Sánchez Rubio destaca que "el balance de funcionamiento a la luz de los datos que se indican hay que calificarlo de muy positivo"

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El Teléfono de Atención a las Personas Mayores de Andalucía (900 85 83 81), gestionado por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, ha recibido un total de 4.665 llamadas en el año 2016, de las que el 55,26 por ciento de las llamadas fueron para solicitar información sobre la red de recursos para mayores, el 43 por ciento fueron de detección de situaciones de riesgo y el 1,74 por ciento restante trataban sobre otras peticiones o solicitudes de datos del Servicio.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado que “el balance de funcionamiento del teléfono de atención a personas mayores a la luz de los datos que se indican hay que calificarlo de muy positivo, ante la constatación de que está cumpliendo con los objetivos para los que fue instituido. En la actualidad se conforma como un servicio público consolidado de información a la ciudadanía en relación al sector de las personas mayores”.

Según se destaca en una nota de prensa, del total de llamadas recibidas en 2016, 263 corresponden a Almería (5,65%), 563 a Cádiz (12,07%), 358 a Córdoba (7,68%), 518 a Granada (11,10%), 210 a Huelva (4,50%), 259 a Jaén (5,55%), 833 a Málaga (17,85%), 1.560 a Sevilla (33,45%) y 100 a otras provincias (2,14%).

Sánchez Rubio ha resaltado que “desde el año 2006, este número ha recibido un total de 40.351 llamadas”.

La consejera ha subrayado que “con este recurso que ofrece la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, se facilita de manera personalizada, las 24 horas del día durante todo el año, información de servicios y recursos existentes en Andalucía para personas mayores. Junto a ello, se detectan situaciones de riesgo o maltrato que puedan sufrir las personas mayores y promover su posterior investigación, recoger quejas sobre el funcionamiento de centros de atención especializada e instar a los servicios de inspección correspondientes para su estudio e intervención y facilitar información sobre los servicios y recursos”.

Las medidas requeridas para atender cada situación se canalizan a través de las delegaciones territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, con la intervención de los servicios sociales comunitarios, la inspección de servicios sociales o de la Fiscalía, en su caso.

Según el balance de actividad de este servicio en 2016, del total de llamadas recibidas, un 67,54 por ciento las hicieron mujeres, y el 32,46 por ciento fueron realizadas por hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *