Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Duran Duran, dosis de nostalgia en el Sónar 2015

Increíble show audiovisual de The Chemical Brothers en el SónarClub.



image_print

La jornada del sábado en el festival Sónar, Festival Internacional de Música Avanzada y New Media Art además de Congreso de Creatividad y Tecnología, comenzaba para nosotros por cuestiones de agenda ya en el Sónar de Noche. Aunque durante todo el día en la Fira de Montjuic los incondicionales de este estupendo encuentro musical pudieron disfrutar de grandes actuaciones como Niño, Tourist, Evian Christ, The Bug o Bomba Estéreo. En la Fira de Barcelona en el término municipal de L´Hospitalet, nos esperaba un reencuentro de los grandes, el concierto de Duran Duran.
La banda británica, volvía a actuar en Barcelona después de muchos años y no exenta de polémica. En un artículo anterior realizábamos una defensa de la programación de Duran Duran en un festival como Sónar y además como cabezas de cartel. Personalmente creemos que la organización ha realizado una fuerte apuesta, no sin riesgo y que pasada ya la fecha y vivido el momento, hemos de decir que con gran éxito. Es evidente que Duran Duran no son una banda que en la actualidad estén aportando nada a la música electrónica. Pero mirado desde ese punto, Kraftwerk tampoco aporta ya nada a la música electrónica moderna.

Pero nadie le quita el merito de lo realizado en su época de mayor expansión. Pues pensamos que Duran Duran, a parte de pertenecer o liderar el movimiento de los New Romantics o el Synth Pop en aquellos maravillosos años, es evidente su aportación a la música con esos 28 años de separación temporal. Tras años de nefasta imagen y actividad intermitente sumado a una creatividad mediocre, pasos de una banda en el ocaso evidente de su carrera tras el paso de décadas, Duran Duran han sabido regenerarse y por lo visto en el SónarClub la noche del sábado, están de vuelta, con fuerza, con ánimos, con imagen renovada, en especial Simon Le Bon que tras pasar unos años con sobrepeso y un descuidado aspecto ha vuelto a estar en forma física, se le veía saltando y bailando durante todo el concierto, en peso correcto y vocalmente más que correcto llegando a todos los registros a los que llegaba en su juventud.

spi3103_7672_duranduran_club_sonar2015_arielmartini-13

El resto de la banda en su línea, Nick Rhodes, continúa con su impertérrita imagen de tenerlo todo bajo control, John Taylor que precisamente cumplía años, recibió las felicitaciones del público asistente, bien Dominic Brown el guitarra que sustituye al fundador Andy Taylor y bien en su ejecución a Roger Taylor el batería.

“Planet Earth”, “Hungry Like The Wolf”, The Chauffeur”, “Rio”, “A View To A Kill”, “Notorius”, “Meet El Presidente”, “Ordinary World”, “The Wild Boys”, “Come Undone”, fueron interpretados por la banda entro otros hits, echamos en falta alguno, pero la selección de clásicos es interminable dada la longevidad de su carrera artística.

Una pena que el sonido del gran escenario no acompañara al buen estado y la magnífica entrega de la banda, con muchos problemas de ecualización en la voz de Simon Le Bon y excesiva reverb que en muchos momentos apelmazaba el sonido de todos los instrumentos. Pero se trataba de abrazar la nostalgia del momento y dichos problemas de sonido seguramente pasaron desapercibidos para la mayoría de espectadores y quedarían en segundo plano.

Mención especial al público asistente, evidentemente con una media de edad mucho más elevada de lo normal en las noches de Sónar. Gran guiño de la organización que ha sabido aportar ese granito de melancolía que probablemente se echa de menos en la música electrónica. Nostalgia que hizo que muchas personas de más de cuarenta años se acercaran al Sónar Noche, que sin esta inclusión en el cartel no lo hubieran realizado. De hecho una hora más tarde ya no quedaba rastro de la sección madura del público asistente a Duran Duran por los escenarios del festival. Gracias al Sónar en parte y por supuesto al esfuerzo de sus creadores, Duran Duran han pasado de ser un grupo de la New Age para convertirse en una banda de culto.

spi3104_2773_duranduran_club_sonar2015_arielmartini-22

Tras la dosis “ochentera” de la noche pudimos asistir al otro gran evento ya en la madrugada, el concierto de The Chemical Brothers también en el SónarClub.

Presentando su nuevo disco “Born In The Echoes”, con un nuevo espectáculo audiovisual que pretende no dejar indiferente a nadie. Tras veinte años de carrera, Chemical Brothers se han reinventado año tras año para no solo permanecer en la ola de la electrónica, sino ser uno de sus puntales más sólidos y que festivales de todo el mundo se rifen para capitanear los carteles y line-ups.

Damos fe de la calidad del show diseñado para ser visto. Espectáculo de luz, con apoyos de vídeos de gran factura en las pantallas que al son de la bomba sonora que plantean Chemical, hace del show una experiencia sensorial fuera de lo común. Elementos de fusión con lo analógico y lo digital, sonidos de la Roland TR303 que aportaba elementos del Acid de aquellos años noventa mezclados con pasajes sonoros más actuales forman un conglomerado sonoro brutal para nuestros sentidos.

Además inician su espectáculo con “Hey Boy Hey Girl”, directamente su mega hit, quizás para no tener en tensión al espectador que espera ese tema y dejar fluir el resto de la actuación sin presión alguna. Toda banda importante tiene su “Creep”. Uno tras otro iban pasando los minutos, interpretando su mejores éxitos “Star Guitar” o “Saturate”, impresionante asistencia de publico que se divirtió de lo lindo con los medidos tempos del duo. En todo momento mantenían la tensión y captaban a base de hipnotismo y alucinógenos pasajes musicales con rotundos ritmos de baile.
Sin lugar a dudas el concierto más multitudinario de la ya finalizada edición de 2.015, con un SónarClub hasta la bandera como nunca habíamos visto. Rotundo éxito para el duo británico, que continúan sumando muescas para ya una sobresaliente carrera artística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *